Maduro enfrenta una oposición dividida en las presidenciales

El pastor Bertucci y el ex gobernador Falcón no están dispuestos a bajar candidaturas El mandatario estima que ganará la elección del domingo 20 con 12 millones de votos, pese a la crisis económica

11 May 2018
1

BERTUCCI. Va tercero, pero sostiene que crece en las encuestas. Reuters

CARACAS.- El pastor evangélico Javier Bertucci, uno de los candidatos a la presidencia de Venezuela, rechazó ayer declinar su candidatura para aliarse con otro aspirante que encabeza las encuestas, en una medida que atomiza aún mas a la ya fracturada oposición.

Críticos del Gobierno y analistas mantienen que la abstención y las divisiones opositoras facilitan una victoria del presidente, Nicolás Maduro, en los comicios del domingo 20 porque el oficialismo cuenta con una experimentada maquinaria electoral que además se apoya en subsidios, principalmente en comida, en momentos de carestía de alimentos y medicamentos.

La coalición de partidos opositores denominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha llamado a la abstención por considerar las elecciones como un fraude y decidió no presentar un candidato.

“El escenario no es ese”

Bertucci dijo que su postulación ha crecido en las últimas semanas, mientras que se ha estancado la del ex gobernador Henri Falcón, visto como el principal contrincante de Maduro, quien busca la reelección por otros seis años de gobierno.

“Si estuviera seguro que Javier Bertucci declina y gana Falcón, yo declino, pero el escenario no es ese”, dijo en conferencia de prensa el líder evangélico llamando al ex gobernador a unirse. “Le vuelvo a hacer un llamado al señor, al amigo Henri Falcón: hermano vamos a unirnos y vamos a hacer equipo para ganar el 20 de mayo”, agregó.

Márgenes estrechos

Falcón ha rechazado también la posibilidad de unirse a Bertucci argumentando que él lidera los sondeos.

Los dos aspirantes muestran distintas encuestas en las que si bien Falcón supera al pastor evangélico, la diferencia entre ambos se ha reducido a entre cuatro a 10 puntos.

Un tema en el que sí parecen coincidir ambos aspirantes es en criticar a Maduro.

Más que Chávez

En un acto desde la isla de Margarita, el presidente venezolano anunció ayer el pago de 1,5 millón de bolívares, unos 1,7 millones de dólares a la tasa del mercado paralelo, en un bono por el venidero día de las madres, que en Venezuela se celebra el domingo.

“He decidido darle un regalo a las madres en su día”, dijo Maduro en un mitin electoral transmitido por la televisora nacional.

Optimismo presidencial

Maduro estimó posible ganar las elecciones del 20 con la ambiciosa cifra de 12 millones de votos, de un padrón de 20,5 millones de electores.

En una concentración proselitista en Asunción, capital del estado insular de Nueva Esparta, Maduro dijo que el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) tiene inscritos 6,4 millones de militantes en el país, que descontó que emitirán en su totalidad votos a favor de su reelección.

“Si esos 6,4 millones salen a votar a las 6 de la mañana, tendrán toda la tarde libre y si cada uno de ellos sale a buscar otro votante, serían 12 millones de votantes que llevaría nuestra maquinaria. ¿Lo vamos a hacer? ¿Seguro, seguro?”, preguntó a sus simpatizantes.

El gobernante elevó el listón para su meta electoral, ya que hasta ahora había pedido a sus electores 10 millones de votos, una registro que se propuso el fallecido mandatario Hugo Chávez, pero que no la logró en tres reelecciones.

Maduro enfrenta una severa crisis económica, con hiperinflación y una recesión de más de cuatro años, pero se muestra seguro del triunfo por los subsidios que entrega el Gobierno a los pobres, el control sobre sus electores y la división de la oposición. (Reuters-DPA)

En Esta Nota

Venezuela Nicolás Maduro
Comentarios