Alumnos de la Escuela 9 de Julio conversaron con sus pares de Nueva Jersey

Los chicos participaron de una experiencia de Aula Global con alumnos de Estados Unidos. Intercambiaron conocimientos sobre la cultura y la región de ambos países.

26 Abr 2018
2

A DISTANCIA Y EN ESPAÑOL. Así fue el diálogo de los chicos tucumanos con sus pares de Nueva Jersey. FOTOS DE MAGENA VALENTIÉ.-

La consigna es adivinar de qué país son los chicos que están del otro lado del mundo. Desde aquí, sentados cada uno frente a su pupitre, hay unos 20 alumnos de 5° grado de la escuela 9 de Julio. Desde allá... incógnita. Sólo saben que esos alumnos de la misma edad con los que comparten la videoconferencia son de otro país. “¡Holaaa..!” comienzan ambos grupos agitando sus manos. De un lado, todos tienen delantal blanco; del otro, ropa de calle. Es lo primero que les llama la atención a ambos bandos.

“¿Qué les gusta comer?” lanzan del lado tucumano. “Hamburguesas, pizzas, pastas... pastel de manzana”, van respondiendo uno por uno, a medida que se pasan el micrófono. “¿Y ustedes?” “Aquí nos gustan los tamales, el locro, las empanadas...”. La respuesta los desconcierta un poco. “¿Ta-ma-les?”, repiten con acento extraño. Los tucumanos lanzan una risa general.

“¿Y en qué estación del año están ustedes?”, inquiere Josefina, la elegida para ser la voz de sus compañeros. “En primavera y hace 19 grados”, responden desde el otro lado del planeta. “Nosotros aquí estamos en otoño y hace 25 grados”. Vuelve la inquietud. Se miran unos a otros y hablan entre ellos. Luego uno de ellos pregunta: “¿hace 25 grados y están cerca del invierno?” Los tucumanos asienten y vuelven a reír.

El proyecto de Aula Global para el que los chicos se han preparado durante un mes funciona técnicamente bien y pedagógicamente de manera inmejorable. Es una propuesta del Ministerio de Educación de Tucumán que ya se replicó en otros dos colegios privados. El encuentro consiste en presentarse y comenzar a dar pistas para que el otro adivine de qué lugar son los chicos con los que están hablando.

“¿Ustedes son de África?”, preguntan a los alumnos de la escuela ubicada en Catamarca y San Martín. “No”, ríen otra vez. ¿De República Dominicana? Tampoco. ¿Están cerca del mar? Tenían ganas de haber respondido que sí, pero dijeron que no. Había que seguir entregando pistas.

El idioma elegido era el español, lengua que estaban aprendiendo los alumnos extranjeros. Quizás el acento y la ropa que vestían fueron indicadores que llevaron a los tucumanos a descubrir que estaban hablando con chicos de Estados Unidos. “Me llamó la atención porque uno de ellos tenía una remera de la NBA”, revelará Facundo después del encuentro. Los alumnos pertenecían a la Robert B. Jaggard Elementary School, de New Jersey.

Para responder a las preguntas de sus interlocutores los alumnos debieron prepararse muy bien sobre las características de la región, la geografía y la historia de Tucumán. “Estudiamos mucho porque no sabíamos qué nos iban a preguntar”, explica Ignacio. La experiencia les sirvió para conocer otras culturas, costumbres y la geografía de otra región.

¿Ustedes vive en Buenos Aires? No. Estamos en la provincia más pequeña de Argentina pero muy importante porque aquí se declaró la independencia del país”, es la pista que dieron.

La videollamada duró media hora y los chicos se quedaron con ganas de que continúe. “Nos faltó contar que hoy nuestra escuela cumple 136 años”, se lamenta Joel. Hugo se quedó pensando: “¿por qué allá los chicos tienen una computadora para cada uno y nosotros unas que son de todos?”. “¿Qué habrán dicho esos chicos de que nosotros estamos todos vestidos de blanco”?, dice y se ríe de su propia ocurrencia.

Julieta y Florencia Giraud, coordinadoras del proyecto, cuentan que en todas las escuelas donde se realizó la experiencia quedó el debate sobre el uso del delantal, al que debieron hacer frente las docentes.

No se necesitó más que una computadora, una pantalla y la conexión de internet. Florencia y Julieta Giraud, las mellizas que trabajan en el Ministerio de Educación, organizaron el proyecto Aula Global que tiene como meta lograr que los alumnos se comuniquen mediante una videollamada con chicos de otro lugar del mundo para que puedan conocer otras culturas, costumbres e idioma, y al mismo tiempo aprendan geografía y características de su lugar de origen para poner contarlo.

Para realizar la experiencia, las hermanas Giraud utilizaron Google Maps, a fin de contactarse con otras comunidades docentes del mundo que buscan tomar contacto con escuelas que quieran promover el aprendizaje a través de un encuentro virtual. “Hay docentes que postean, por ejemplo, somos de tal país y nos interesaría comunicarnos con alumnos de esa región, de tal edad, porque estamos estudiando eso en geografía, o queremos hacer una experiencia en tal idioma”, explica Florencia. El sistema de videollamado utilizado fue Mistery Hangout.

“El Ministerio de Educación es el nexo con otras escuelas y después del encuentro les dejamos todos los contactos para que ellos, si quieren, continúen desarrollando otros proyectos”, añade Julieta.

“Aula Global tiene como objetivo conectar a nuestros alumnos con el mundo. Esta fue una de las tantas acciones que vamos a llevar a cabo durante el año. Fue la tercera experiencia con Mistery Hangout. La semana pasada estuvimos en la Escuela Integral Argentino Hebreo Independencia y en el colegio San Patricio realizando el mismo encuentro -comentó-. Es una experiencia muy interesante porque los alumnos no sólo tienen que prepararse para saber preguntar sino también para poder responder. Es decir que los chicos son embajadores de su propia provincia”.

La escuela se preparó 
Con el esfuerzo de padres, del ministerio y de los docentes hay wifi en todas las aulas 
“Los chicos se prepararon bastante para este encuentro de Aula Global. Estudiaron sobre su país mucho más que en otras ocasiones”, contó con satisfacción el director de la escuela 9 de Julio, Carlos Díaz. El docente indicó que el objetivo de la experiencia quedó cumplido: potenciar el uso de las TICs y permitir que los alumnos tomen contacto con otra cultura. Mientras se desarrollaba el proyecto, en la escuela se instalaba el servicio de wifi para todo el establecimiento. “Nuestra escuela cuenta con un piso tecnológico, gracias al apoyo del Ministerio de Educación, que nos proveyó de equipamiento, de la cooperadora que acondicionó los espacios y el servicio de wifi y de los docentes que ponen en práctica la tecnología. En todo el edificio tendremos conectividad”, destacó.
Una experiencia pedagógica intensa y con poca inversión
No se necesitó más que una computadora, una pantalla y la conexión de internet. Florencia y Julieta Giraud, las mellizas que trabajan en el Ministerio de Educación, organizaron el proyecto Aula Global que tiene como meta lograr que los alumnos se comuniquen mediante una videollamada con chicos de otro lugar del mundo para que puedan conocer otras culturas, costumbres e idioma, y al mismo tiempo aprendan geografía y características de su lugar de origen para poner contarlo.
Para realizar la experiencia, las hermanas Giraud utilizaron Google Maps, a fin de contactarse con otras comunidades docentes del mundo que buscan tomar contacto con escuelas que quieran promover el aprendizaje a través de un encuentro virtual. “Hay docentes que postean, por ejemplo, somos de tal país y nos interesaría comunicarnos con alumnos de esa región, de tal edad, porque estamos estudiando eso en geografía, o queremos hacer una experiencia en tal idioma”, explica Florencia.  El sistema de videollamado utilizado fue Mistery Hangout.
“El Ministerio de Educación es el nexo con otras escuelas y después del encuentro les dejamos todos los contactos para que ellos, si quieren, continúen desarrollando otros proyectos”, añade Julieta. 
“Aula Global tiene como objetivo conectar a nuestros alumnos con el mundo. Esta fue una de las tantas acciones que vamos a llevar a cabo durante el año. Fue la tercera experiencia con Mistery Hangout. La semana pasada estuvimos en la Escuela Integral Argentino Hebreo Independencia y en el colegio San Patricio realizando el mismo encuentro -comentó-. Es una experiencia muy interesante porque los alumnos no sólo tienen que prepararse para saber preguntar sino también para poder responder. Es decir que los chicos son embajadores de su propia provincia”.


> La escuela se preparó 
Con el esfuerzo de padres, del ministerio y de los docentes hay wifi en todas las aulas 

“Los chicos se prepararon bastante para este encuentro de Aula Global. Estudiaron sobre su país mucho más que en otras ocasiones”, contó con satisfacción el director de la escuela 9 de Julio, Carlos Díaz. El docente indicó que el objetivo de la experiencia quedó cumplido: potenciar el uso de las TICs y permitir que los alumnos tomen contacto con otra cultura. Mientras se desarrollaba el proyecto, en la escuela se instalaba el servicio de wifi para todo el establecimiento. “Nuestra escuela cuenta con un piso tecnológico, gracias al apoyo del Ministerio de Educación, que nos proveyó de equipamiento, de la cooperadora que acondicionó los espacios y el servicio de wifi y de los docentes que ponen en práctica la tecnología. En todo el edificio tendremos conectividad”, destacó.

> Una experiencia pedagógica intensa y con poca inversión
No se necesitó más que una computadora, una pantalla y la conexión de internet. Florencia y Julieta Giraud, las mellizas que trabajan en el Ministerio de Educación, organizaron el proyecto Aula Global que tiene como meta lograr que los alumnos se comuniquen mediante una videollamada con chicos de otro lugar del mundo para que puedan conocer otras culturas, costumbres e idioma, y al mismo tiempo aprendan geografía y características de su lugar de origen para poner contarlo.
Para realizar la experiencia, las hermanas Giraud utilizaron Google Maps, a fin de contactarse con otras comunidades docentes del mundo que buscan tomar contacto con escuelas que quieran promover el aprendizaje a través de un encuentro virtual. “Hay docentes que postean, por ejemplo, somos de tal país y nos interesaría comunicarnos con alumnos de esa región, de tal edad, porque estamos estudiando eso en geografía, o queremos hacer una experiencia en tal idioma”, explica Florencia.  El sistema de videollamado utilizado fue Mistery Hangout.
“El Ministerio de Educación es el nexo con otras escuelas y después del encuentro les dejamos todos los contactos para que ellos, si quieren, continúen desarrollando otros proyectos”, añade Julieta. 
“Aula Global tiene como objetivo conectar a nuestros alumnos con el mundo. Esta fue una de las tantas acciones que vamos a llevar a cabo durante el año. Fue la tercera experiencia con Mistery Hangout. La semana pasada estuvimos en la Escuela Integral Argentino Hebreo Independencia y en el colegio San Patricio realizando el mismo encuentro -comentó-. Es una experiencia muy interesante porque los alumnos no sólo tienen que prepararse para saber preguntar sino también para poder responder. Es decir que los chicos son embajadores de su propia provincia”.

Comentarios