Por un renglón

23 Abr 2018 Por Fernando Stanich

Si no surge un brusco cambio en el curso de la investigación penal por los presuntos sobreprecios y cartelización en el Plan Qunita, es probable que el gobernador Juan Manzur comience 2019 tan pendiente del proceso electoral como de las novedades que vayan apareciéndole en Comodoro Py. Alrededor del mandatario aseguran que está tranquilo, confiado en que los recursos que ya interpusieron sus abogados y la apelación que presentarán tengan resultados favorables. En particular, explican, porque el entonces ministro de Salud se limitó a firmar el pliego de la cuestionada licitación, pero que los supuestos delitos que se investigan se habrían producido meses después de que Manzur abandonara el Ministerio para retomar su rol de vicegobernador tucumano. Es cierto, pero el juez Claudio Bonadio considera que el actual gobernador contribuyó con ese pliego a provocar el posterior daño al Estado. Y cuantifica ese presunto daño en más de $ 400 millones, suma que surge del hipotético sobreprecio pagado por los $ 150.000 kits para embarazadas y recién nacidos.

El magistrado achaca a Manzur haber convocado a una licitación a “renglón único”; es decir, incluyendo más de 40 productos variados en un mismo ítem. Esto, concluyó en el reciente procesamiento, “puso en evidencia la verdadera intención de los funcionarios, cual fue la de restringir la participación en la licitación a unos pocos proveedores -los ganadores- capaces de lograr el suministro de tamaña cantidad de ítems de los más variados rubros en tiempos record”. “Compra que solo requería de una inversión inicial ya que luego se iría financiando ante cada entrega de las seis previstas en forma sucesiva, y que contenía elementos de rubros que no solo no guardaban relación con las actividades de las empresas finalmente ganadoras, sino que exigían necesariamente la tercerización de su producción, generando mayores costos para el Estado con su consecuente desmedro económico, ya que en ningún caso un solo proveedor habitual de mercado se encontraba en condiciones de abastecer semejante número de bienes tan disímiles”, justificó Bonadio. “La ley es precisa en cuanto a que los pliegos debían ser hechos en renglones afines (un mismo grupo de bienes). Haciendo un esfuerzo de interpretación, y en base a lo que plantea actualmente la defensa, quizás podría admitirse un solo renglón pero para bienes que sean afines. Nunca para semejante cantidad de bienes absolutamente diversos como los que conforman el kit”, cerró el juez.

La defensa del gobernador adujo que convocó a licitación a “renglón único” y a modo de kit para disminuir el dispendio de recursos administrativos que significaba llamar a 48 licitaciones, y que se cumplió con los requisitos de dar publicidad para fomentar la libre concurrencia de empresas interesadas. Con ese argumento, más los dos sobreseimientos previos obtenidos desde 2016, confían en que podrán evitar que el mandatario sea incorporado al juicio oral para la primera tanda de imputados, que incluye a los kirchneristas Aníbal Fernández y Daniel Gollán. Para el inicio de las audiencias sólo resta que se fije fecha.

Manzur afronta estas novedades desalentadoras en plena escalada de la tensión interna, provocada por el cumpleaños excluyente del senador José Alperovich. Desde ese día, el ex gobernador envia mensajes claros de que el próximo año buscará volver a sentarse en el sillón de Lucas Córdoba. Habla con ex funcionarios para ofrecerles regresar a sus cargos y advierte a dirigentes territoriales que no deben equivocarse a la hora de elegir por quién jugar en la interna oficialista.

Con su decisión de dejar fuera de la foto a Osvaldo Jaldo, Alperovich le imprimió celeridad a las definiciones políticas. Desde entonces, el vice no espera al gobernador para salir de campaña y difunde retratos con dirigentes de toda la provincia. El viernes, incluso, el intendente simoqueño Marcelo Herrera (ligado a Jaldo) fue anfitrión de la reunión con una decena de jefes municipales, preocupados por la indefinición política para 2019 y dispuestos -la mayoría de los presentes- a postular la reelección de la fórmula Manzur-Jaldo. Al mitin, casualmente, no fue invitado el ministro del Interior, Miguel Acevedo, que se reporta directamente a Alperovich.

Con Manzur dividiendo su atención en las cuestiones políticas nacionales, como la reorganización del peronismo, y en los avances judiciales que lo tienen como protagonista, Alperovich y Jaldo fuerzan definiciones locales antes de que 2019 se les presente.

Cuestión de candidaturas

En Cambiemos las definiciones políticas quedaron supeditadas a las internas. La preocupación más grande del macrismo local pasa por acordar un proyecto único de reforma política, pero –aunque parezca contradictorio- aquí también la restricción al acople provoca un cuello de botella que la coalición aún no logra resolver.

La mesa de esa alianza se reunirá hoy para avanzar en el borrador de propuestas, que incluye el reemplazo de la Junta Electoral por un Juzgado Electoral con integrantes designados por sorteo y el permiso para que sólo haya una colectora por fórmula a gobernador y vice.

En la mayoría de las incorporaciones, como sanciones al clientelismo, hay acuerdo entre todos los referentes de Cambiemos, pero la limitación al acople los separa. ¿Cómo elegir esa lista bendecida? El amayismo y algunos radicales quieren que haya Primarias, pero hay quienes las quieren cerradas a los afiliados de los partidos miembro (los radicales llevarían ventaja, porque tienen el padrón de adherentes más numeroso) y quienes las prefieren abiertas, como ocurre a nivel nacional, para que cualquier ciudadano pueda participar de la definición de las postulaciones.

De cualquier manera, aunque Cambiemos acuerde un proyecto común luego de superar este trance traumático, resulta difícil creer que el oficialismo provincial acepte restringir tanto el sistema de acoples. En especial porque la llave de la reforma política está hoy en manos del vicegobernador y de los legisladores peronistas, el sector que promete resistir al alperovichismo apoyándose en la estructura territorial de los caciques del interior.

Comentarios