La novela en la que se basa la serie homónima de Netflix

Amnesia y culpa en un crimen real que escandalizó a Canadá

22 Abr 2018
1

CONDENADA. La actriz Sarah Gadon se pone en la piel de la protagonista de un tenebroso hecho histórico.

NOVELA

ALIAS GRACE

MARGARET ATWOOD

(Salamandra - Barcelona) 

Imaginativa, talentosa y prolífica, nacida en Ottawa, Margaret Atwood (1939) ha creado, a lo largo de su vida, un sustancial cuerpo de escritura. Abordó la ensayística, novela y poesía; incursionó en la literatura infantil, ficción especulativa y composición de guiones.

Si bien nunca dejó de estar en el ojo de la crítica (y de las ventas y galardones), hoy su popularidad experimenta una vigorosa oleada a nivel global, gracias al éxito de las series de Netflix, El cuento de la Criada y Alias Grace, basadas en novelas homónimas.

Uno de sus temas centrales en su obra es la falta de autenticidad, asociado a la mujer, y al país, en general. En su libro Supervivencia, Atwood nos habla sobre la alienación de los canadienses con su contexto ambiental. Sostiene, además, que los canadienses, habiéndose desarrollado como nación bajo dependencia colonial, primero con Inglaterra y luego con Estados Unidos, viven obsesionados con su condición de víctimas. Si bien argumentable, esta tesis ha servido para estimular un provechoso debate, y comprender su literatura.

Entre naturalista y gótica, Alias Grace nos remite a un hecho histórico de mediados de siglo XIX, que escandalizó -y subyugó, en igual medida- a la opinión de la incipiente nación. Se trataba de una flagrante transgresión al orden patriarcal y de clase dominante: una joven criada de 16 años, Grace Marks, es declarada cómplice del brutal asesinato de su patrón, el terrateniente Thomas Kinnear, y de Nancy Montgomery, ama de llaves y amante del primero.

Grace logra salvarse de la horca aduciendo amnesia, pero no de la cadena perpetua. 30 años más tarde, un grupo de reformistas busca que se la indulte. Para ello contrata al experimental psiquiatra, Jordan, que analizará su versión del fatídico hecho: “La cuestión de tu culpabilidad o tu inocencia no me interesa, yo soy médico, no juez. Sólo quiero averiguar lo que realmente recuerdas”. La trama se teje sobre diálogos pormenorizados de Grace con el profesional. El suspenso no decae en un lector que fluctúa entre condenarla como una fría asesina, o exonerarla, como víctima de prejuicios o circunstancias tristemente determinantes.

© LA GACETA

María Eugenia Bestani

En Esta Nota

Notas de opinión
Comentarios