La FET objeta el pago obligatorio con tarjeta: "implementan medidas a 1.200 kilómetros, sin conocer la realidad"

Gregorio Werchow cuestionó la decisión de la AFIP. La entidad empresaria prepara un vasto cronograma de actividades mientras analiza con preocupación la coyuntura económica y fiscal del país y de la provincia.

04 Abr 2018
1

EN EL DIARIO. Gregorio Werchow, secretario general de la FET, y Héctor Viñuales Santafé, presidente de la entidad empresaria -al centro-, dialogan con José Pochat, gerente general de LA GACETA, sobre los festejos por el 65° aniversario de la institución. la gaceta / foto de antonio ferroni

Con vocación para planificar el futuro y con preocupación respecto de la coyuntura económica y fiscal del presente. A modo de síntesis, así es como las autoridades de la Federación Económica de Tucumán reciben el 65° aniversario de la entidad empresaria, cuyos festejos comenzarán mañana y se prolongarán hasta el sábado 21.

Esa mixtura entre el clima entusiasta que trae el calendario institucional y la mirada crítica que impone la actividad en las 50 cámaras, atraviesa los diagnósticos y las proyecciones que expresaron Héctor Viñuales Santafé y Gregorio Werchow, presidente y secretario general de la FET, durante la visita a LA GACETA, donde fueron recibidos por el gerente general de la empresa, José Pochat, y periodistas del diario.

El “costo argentino”

“Durante este fin de semana no había internet en Tafí del Valle. No funcionaban los posnet y no se podía retirar dinero de los cajeros. Implementan medidas a 1.200 kilómetros, sin conocer la realidad de aquí”, planteó Werchow, de entrada, para referirse a una cuestión central para la FET: la disposición de la AFIP que obliga a todos los comercios, desde el domingo pasado, a aceptar tarjetas de débito para compras superiores a los $ 10.

“Ese monto fue fijado en 2001. Algo pasó en la economía desde entonces, me parece”, ironizó Viñuales Santafé. Luego de plantear la dudosa constitucionalidad de la medida, “teniendo en cuenta que la Carta Magna pauta que el instrumento de cancelación de deuda es la moneda, el billete que circula, y no la tarjeta”, el directivo también relativizó que la decisión vaya a cumplir sus objetivos. Opinó que el incremento de la presión fiscal traerá un incremento de la informalidad antes que de la recaudación, por un lado; y consideró que el aumento de la base de contribuyentes es un anhelo de décadas que nunca se cumple, con lo que la carga tributaria termina recayendo siempre sobre los mismos.

“A la vez, hay un monopolio en el canal de pago: la empresa Prisma, de la que Visa tiene el 70%. Habrá una enorme transferencia de las PyME al sector financiero”, alertó.

Viñuales y Werchow aclararon que no defienden a los evasores. Demandan, en cambio, “condiciones justas”. La comisión que se paga a la tarjeta de crédito es del 2,5% en Argentina, del 1,3% en Colombia y del 0,3 en España, compararon.

“A esto se suma el costo argentino: a este sistema se enganchan la AFIP, las provincias con los Ingresos Brutos, y en otros distritos, algunas municipalidades. Te retienen pagos a cuenta de impuesto, que en esta provincia se convierten en saldos a favor que después no podés usar. Entonces, al final, no pagás el 2,5%, sino el 5% o el 6%”, ilustró Viñuales Santafé.

Justamente, convocó a la Nación y a la Provincia a abrir una instancia de diálogo respecto de la aplicación de esta medida.

“Lo que también se juega es que el Estado no devuelve con servicios públicos de calidad la contraprestación por el pago de impuestos. Por eso se apela a la seguridad privada y al colegio privado. No se puede castigar con políticas escandinavas a las economías angoleñas”, definió el titular de la FET.

Platos rotos

La aplicación del Consenso Fiscal en Tucumán tampoco escapa a los dirigentes empresarios.

“La idea era que en aquellos distritos donde se cobra al rubro Comercio y Servicios más del 5% en concepto de Ingresos Brutos, no se cobre más del 5%. El Consenso Fiscal no dice que la actividad con una alícuota del 3,5% debía ser llevada al 5%; que a las industrias se las llevara al 2%; y a producción, a 0%”, contrastó el titular de la FET.

Tras lamentar que la Provincia no convocara al diálogo para encontrar un equilibrio fiscal, y que en lugar de ello apostara directamente a un criterio recaudatorio, recordó que las farmacias y las estaciones de servicio de YPF, para citar dos ejemplos, no pueden trasladar a los precios el aumento de la carga tributaria provincial.

“A los platos rotos de Tucumán los paga Comercio y Servicios”, renegó Werchow.

Cambio de hábito

En cuanto al nivel de la actividad económica en general, los directivos son optimistas. “Un fenómeno del último mes fue que el consumo ha registrado una caída del 2% en la venta minorista al mostrador, pero ha aumentado un 2,8% en el comercio electrónico. Por lo tanto, no es un tema económico sino de cambios del hábito de consumo”, describió Werchow.

“Los grandes desafíos de los empresarios son combatir la informalidad y la carga tributaria; y advertir los cambios que se están dando, donde la informática y la electrónica producirán reformas profundas”, manifestó Viñuales Santafé.

“En Buenos Aires hay locales cerrados, pero en Tucumán no los veo. Creo que este año va a ser uno de crecimiento”, concluyó.

Comentarios