Por qué comienza hoy la Cuaresma y qué significa el Miércoles de Ceniza

Serán 40 días previos a la celebración de la Pascua. El padre Manuel Ruiz explica su significado.

14 Feb 2018
1

ANTIGUA TRADICIÓN. Una costumbre que hunde sus raíces en los cristianos de Roma hacia el siglo IV.

“Conviértete y cree en el Evangelio”. Con esas palabras el sacerdote inscribe una cruz de ceniza en la frente de los fieles. Con este gesto recuerda la finitud de la vida humana y la necesidad de convertirse a la fe para vivir eternamente. Esta ceremonia se vivirá hoy, Miércoles de Ceniza, en todos los templos católicos. La Iglesia inaugura así la Cuaresma, que es un tiempo de 40 días de preparación para la Pascua. Es el período más importante del calendario litúrgico.

El origen del Miércoles de Ceniza se hunde en la antigua práctica de los romanos. Los penitentes comenzaban su penitencia pública el primer día de Cuaresma. Eran espolvoreados con cenizas, vestidos de sayal (una tela de lana con la que se hacían los hábitos) y se mantenían alejados, en oración, hasta el Jueves Santo. Cuando estas prácticas cayeron en desuso (del siglo VIII al X), el inicio de la Cuaresma fue simbolizada con una cruz de ceniza en las cabezas de los fieles.

La ceniza es obtenida cuando se queman las palmas usadas en el Domingo de Ramos del año anterior.

El padre Manuel Ruiz, párroco de San Joaquín, de Trancas, explica: “todo lo que vivamos y hagamos en ella sólo se va a entender si se ordena en el camino de la Pascua. Por eso en la celebración del Miércoles de Ceniza podemos escuchar dos citas: ‘Conviértete y cree en el Evangelio’, extraído del libro de San Marcos, o ‘Recuerda que eres polvo y al polvo volverás’, del capítulo 3 del Génesis. Comenzamos este tiempo recordando nuestra condición de fragilidad y vulnerabilidad, nuestra condición de pecadores pero llamados a volver a Dios y vivir de cara a Él, respondiendo al llamado a la conversión. Por lo tanto, tenemos que descubrir este tiempo de Cuaresma, estos cuarenta días como un tiempo especial de gracia que nos prepara a celebrar la alegría de la Pascua de un modo anticipado”, afirma.

Prácticas del día

¿Cómo nos preparamos? Con las prácticas de piedad tradicionales de la Iglesia, que son: la oración, el ayuno y la limosna. La oración, que acrecienta mi relación con Dios; el ayuno, que armoniza mi relación conmigo mismo y la limosna, que abre el corazón al hermano. “Es decir es un tiempo para detenernos y pensar en estas tres relaciones: con Dios, conmigo mismo y con el hermano, que son las relaciones que Cristo con su Muerte y Resurección vino a reconciliar”, explica el sacerdote.

Durante la Cuaresma se observan dos prácticas: ayuno y abstinencia de carne hoy, Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo.

¿Por qué 40 días?

La duración de la Cuaresma proviene de la Biblia. Allí señala que 40 días duró el Diluvio, que durante 40 años marchó el pueblo judío por el desierto, que 40 días estuvieron Moisés y Elías en la montaña, y también habla de los 40 días que pasó Jesús en el desierto antes de comenzar su vida pública, como además que fueron 400 años el período que los judíos estuvieron en Egipto.

En la Biblia, el número cuatro simboliza el universo material, seguido de ceros significa el tiempo de nuestra vida en la tierra, seguido de pruebas y dificultades.

Comentarios