Jaldo dice que Tucumán está libre de déficit fiscal

El vice recordó que la Provincia no se endeudó.

03 Feb 2018
2

EL VICEGOBERNADOR TUCUMANO. Osvaldo Jaldo. ARCHIVO

Aparentemente Tucumán no se subirá a la ola antinepotista y de reducción del Estado que propicia la Casa Rosada. El vicegobernador Osvaldo Jaldo puso distancia con las decisiones del presidente de la Nación, Mauricio Macri, quien llamó a los políticos “a dar el ejemplo”. “Respetamos las medidas que adoptó el Presidente, pero la situación económica del Estado provincial es otra y no tenemos que tomar decisiones de esas características”, manifestó Jaldo, quien ayer estuvo a cargo del Poder Ejecutivo por la ausencia del gobernador Juan Manzur. Además, negó que haya ordenado cesantías masivas en la Legislatura.

Consultado por una posible réplica del decreto antinepotismo en el Estado provincial, el vice respondió que Tucumán no necesitaba achicar el déficit fiscal como lo precisaba la Nación. Luego del anuncio presidencial del lunes no sólo empezaron a renunciar los parientes de los ministros sino que también otros jefes de Gobierno locales resolvieron emular la iniciativa, entre ellos dos dirigentes de Cambiemos: la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y el alcalde porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Pero también hubo adhesiones en la oposición. Por ejemplo, el intendente kirchnerista de Escobar (provincia de Buenos Aires), Ariel Sujarchuk, se sumó al antinepotismo.


“Lo que el Gobierno de Macri está haciendo ahora nosotros lo venimos haciendo desde que asumimos con Manzur, hace más de dos años”, reflexionó Jaldo en una rueda de prensa en la sede del Poder Ejecutivo. El vice precisó que la Provincia no había contraído ni un solo peso de deuda, como sí había sucedido en la órbita federal desde la llegada de Cambiemos a la Rosada. Ante una nueva pregunta vinculada a la necesidad de transparentar las prácticas nepotistas, Jaldo respondió: “eso depende de cada una de las instituciones. Hay que combatir lo que le haga mal al Estado”.

Jaldo desestimó la versión de que había eliminado un número significativo de contratos políticos ligados a un sector del oficialismo. “En enero, como ocurre en muchas reparticiones públicas, hubo vencimiento de designaciones temporales. Algunas se renovaron y otras no, y eso es lo que ha sucedido en el Poder Legislativo. La mayoría tuvo renovación. Y el grupo que no lo logró ‘fue por motivos que son’ facultades discrecionales de este presidente”, zanjó.

Comentarios