Una solución casi salomónica

16 Ene 2018

No se discutió mucho, aunque hubiera sido tema para debatir el día entero. Pero había que ocuparse de la edición y por lo tanto quedó en un debate casi inadvertido entre algunos editores y el responsable de la diagramación de la tapa.

¿El foco (foto principal) es la imagen del Papa? La respuesta rápida fue “sí”. Pero apenas se escuchó esa afirmación indudable, aparecieron, -justamente- las dudas. “Es la imagen que todos vieron”. “Es la foto que van a tener todos los diarios”, fue el argumento que obligó a cambiar el punto de vista de lo que debía ser la tapa de la portada. ¿Tenemos que mostrar lo obvio, o deberíamos impactar? La pregunta abre una grieta en la redacción. Para un lado están los que no discutirían jamás que la imagen es la histórica presencia de Francisco en Chile. Para el otro, se agrupan los que consideran fundamental dar una imagen desconocida que sorprenda a los lectores, que permita diferenciarse de los otros medios.

Finalmente, y sobre el cierre, se rediagrama la tapa dando lugar a la última postura, aunque colocando una foto del Papa. Una -casi- salomónica resolución.

Comentarios