Municipios de Cambiemos esperan un 2018 con inauguraciones de obras

Campero (Yerba Buena) y Sánchez (Concepción) explicaron los proyectos elevados a la Nación.

04 Ene 2018
1

VIEJO ANHELO. La futura terminal en Concepción es financiada por el PEN. la gaceta / foto de Osvaldo Ripoll (archivo)

Ajenos a las quejas de sus pares del peronismo, los intendentes radicales alineados a Cambiemos aseguraron que sí llegaron obras públicas en 2017 a sus municipios, y que el Gobierno nacional no discrimina a los intendentes según sus signos políticos.

Mariano Campero (Yerba Buena) mostró la contracara del bandeño Darío Monteros, y rechazó que la Nación financie obras en Buenos Aires en desmedro de las ciudades del interior. “Este 2018 tiene que ser un año de ejecución de obras para Tucumán y no andar con peleas estériles que no sirven para nada. La chicana de las elecciones ya terminó”, dijo.

Instó a trabajar en pos del bien común a sus pares y a dedicarse pura y exclusivamente a la gestión. “El Gobierno nacional tiene la visión estratégica de resolver los problemas del Norte; hay que aprovecharla”, reclamó.

El yerbabuenense coincidió con los funcionarios técnicos de la Nación, que adujeron problemas con la documentación que muchas veces se les exige a los intendentes para avanzar con licitaciones o resolver el envío de recursos. “Lo que hace falta muchas veces son proyectos ejecutivos”, planteó.

Desde el sur

El jefe municipal de Concepción, Roberto Sánchez, dijo que no tuvo problemas con el Ejecutivo nacional para la llegada de fondos federales. Le certificaron (las obras ejecutadas) y le pagaron, aseguró.

Al asumir su cargo en 2015, ya existía el pedido para dos obras públicas solicitadas durante la gestión anterior: el canal de Shipton y la Terminal de Ómnibus. El primer proyecto estuvo paralizado y llevaba entre 20 y 30 metros de construcción, sobre un total de 500 metros. Relató que se comunicó con la Nación para pedir la continuación de la obra y que obtuvo respuesta. Hoy, sólo restan detalles menores para su culminación. En el caso de la nueva Terminal, precisó que están abocados ya a la faz administrativa referente a los locales internos y la entrega a comerciantes, la instalación de boleterías y el trato con las empresas de ómnibus, el sistema de seguridad y monitoreo, y el servicio de taxis, entre otros.

Ya por iniciativa de su gestión, recordó que pidió ayuda nacional para concretar otros dos proyectos. Uno, incluido dentro del Programa de Hábitat, en el barrio San Expedito. Se trata de un asentamiento donde se está trabajando en obras de agua, pavimento, cloaca e iluminación. “En esta obra sí tuvimos un retraso de dos meses. No quisimos parar los trabajos desde el municipio, por lo que se continuó con fondos propios. Hablé con el Gobierno nacional y me respondieron que se solucionaba en la primera quincena de este mes”, explicó.

El proyecto restante involucra a la Plaza Mitre, en la que Sanchez dice que no tuvo problemas hasta el momento. La remodelación del principal espacio público se inició en agosto y, en septiembre recibió el primer pago, según lo estipulado. Este mes llama a licitación para la realización de dos tramos -que corresponde a dos cuadras- de la semi peatonal de la calle San Martín. También -detalló- hay otro plan trazado con fondos nacionales para el mejoramiento de la Dirección de Empleo.

Sánchez sostuvo que la relación con la Nación es buena, aunque no así con el Gobierno provincial, con el que sólo existe un trato institucional. Y tiene quejas al respecto. “Me parece injusto y hay que modificar la Ley de Coparticipación. Tucumán está por debajo de la media a nivel nacional. Por ejemplo, la Provincia no coparticipa Ingresos Brutos, cuando el resto de los distritos lo coparticipa en un 47%”, reprochó.

En Esta Nota

Mariano Campero
Comentarios