Ráfagas de 60 km/h azotaron por dos horas al Gran Tucumán

Poca lluvia y mucho viento en el sur de la provincia. Cortes de luz

18 Dic 2017
1

PELIGRO. Los bomberos trabajan para despejar la calle luego de que cayó un árbol en la avenida Aconquija.

Aunque ayer el cielo amaneció despejado, pronto se llenó de espesos nubarrones. Apenas pasadas las 8.30 el viento comenzó a correr con furia, especialmente en el sur de la provincia y en la zona sur y oeste de la capital. Defensa Civil de la Provincia recibió ocho llamados por árboles y ramas caídas, cuatro ejemplares fueron derribados en Yerba Buena y dos de ellos cayeron sobre la avenida Aconquija. El servicio eléctrico quedó afectado en varios tramos de la zona sur y oeste de la capital y dejó sin energía a 5.000 clientes de EDET de la capital, a 2.000 en Yerba Buena y a 1.450 en El Siambón, según los informes del director de Defensa Civil provincial, ingeniero Fernando Torres.

La alerta meteorológica permaneció durante todo el día. El viento comenzó a soplar desde el sábado por la noche. En los departamentos Alberdi, Río Chico y La Cocha. además del viento, llovió con cierta intensidad. El registro más alto se obtuvo en Alpachiri, con 34 milímetros.

“Hubo muchos anegamientos en La Invernada y en La Cocha y también en Graneros, aunque con menos intensidad. Lo que llamó la atención fueron los fuertes vientos, con ráfagas que superaron los 60 kilómetros por hora. Las zonas afectadas fueron la capital, Yerba Buena, Tafí Viejo, Lules, El Manantial, Las Talitas y San Pablo”, remarcó. Los vientos azotaron durante dos horas aproximadamente.

En la zona metropolitana llovió muy poco, apenas 3 milímetros y solo en algunos sectores, según las mediciones de Defensa Civil.

El mayor problema se registró por los cortes de energía eléctrica, que ya se venían produciendo desde el sábado debido al exceso de calor y al aumento del consumo de electricidad. Pero el viento agravó la situación, sobre todo por desperfectos en dos distribuidoras. San Pablo, Lules y El Manantial fueron las zonas más afectadas, junto con Yerba Buena y El Siambón. Hasta anoche se iba restableciendo el servicio por zonas.

“Cuando hay mucha temperatura y entra un frente frío genera mucha rotación de viento”, explicó Torres.

Para hoy se espera una temperatura mínima de 19 grados y una máxima de 30, con posibles chaparrones, anuncia el Laboratorio Climatológico Sudamericano. Para mañana las temperaturas extremas oscilarán entre 22 y 32 grados, según esa fuente.

Comentarios