Para escapar de la red hay que superar cinco pruebas

“El círculo” reúne a jóvenes humoristas en una ficción dirigida por Nicolás Scarpino

20 Sep 2017
1

DENTRO DE UN MUNDO VIRTUAL. El dúo JATV, Mica Suárez, Kevsho y Julianero son el elenco de “El círculo”.

ACTÚAN MAÑANA

• A las 21 en el Teatro Mercedes Sosa (San Martín 479).

Comenzó siendo una app atractiva que instalaron en el celular, pero terminó como una trampa peligrosa. Atrapados en un mundo virtual luego de haber sido teletransportados, los cinco deberán sortear varias pruebas hasta poder regresar a la realidad. Ese es el desafío que enfrentan Mica Suárez, Kevsho, Julianero, Lucas Garófalo y Alexis Sanzi (los dos últimos, conocidos en conjunto como JATV) en “El círculo”, la obra que escribieron y dirigen Nicolás Scarpino y Sebastián Irigo, y que mañana se verá en el Teatro Mercedes Sosa.

Los jóvenes humoristas son conocidos especialmente en las redes sociales, donde despliegan su arsenal de propuestas y de stand up, con los que llegan a un público masivo. También llenan las salas donde se presentan con esta propuesta donde (en ficción) se juegan su futuro: si no atraviesan con humor e ingenio los desafíos (muchos imprevisibles y surrealistas), quedarán atrapados en la red; y si lo hacen, volverán a sus vidas anteriores, pero ya nada será igual. En realidad, son conejillos de indias secuestrados por los programadores para que testeen su creación.

Uno de los elegidos vivió en Tucumán hasta el año pasado y aún mantiene el prefijo 0381 en su celular. Julianero (Julián Torres según su DNI) es mendocino, pero se radicó en la provincia junto a su familia, donde desplegó una fuerte presencia en las redes hasta que le llegó la oportunidad de ser parte de la obra con la cual regresa y se presenta por primera vez ante el gran público local. “Todos mis amigos van a ir a verme ahora, y es muy lindo compartir lo que me gusta. Muchos no confiaban en que iba a lograr lo que me proponía, pero lo concreté. Hay que creer en lo que uno quiere alcanzar”, le dice a LA GACETA.

- Es una ficción, algo muy distinto de lo que ustedes hacen en sus presentaciones de stand up.

- No teníamos experiencia actoral previa arriba de un escenario, aunque todos nos lo habíamos planteado como objetivo. La oportunidad gigante de crear este tipo de obras nos abre las puertas en varios campos, incluyendo lo experimental. Está buenísimo poder concretar esta propuesta. A todos nos llevó un tiempo asimilar los personajes, que son distintos entre sí: yo soy el despistado, el que no entiende mucho lo que pasa.

- ¿Qué implica trabajar con una figura con tanta experiencia como Scarpino?

- Nico es genial, un tipazo y un director y escritor bastante reconocido y nos dio una gran mano para estar donde llegamos hoy. Yo no veo mucha televisión, así que antes lo conocía por referencias. Nos da mucha libertad sobre el escenario, lo que nos ayuda bastante. Nunca había hecho nada similar, más allá de que en mi canal de YouTube y en mi blog (http://julianeroblog.com) hago ficción y humor.

- ¿Te sentís atrapado en Internet en tu vida real?

- No, todo lo contrario. Soy bastante abierto en ese sentido, no me encuentro atrapado en un mundo del que no pueda salir. Esta experiencia teatral me abrió mucho la mente y me confirmó que estoy haciendo lo que me gusta y a lo que quiero dedicarme toda la vida: al arte y a actuar. Aclaro que “El círculo” no trabaja en lo metafórico, sino que nos pone dentro de la aplicación con el desafío de que nos escapemos. Hay una narración que nos va guiando para salir.

- ¿Te conocías de antes con el resto del elenco?

- Nunca habíamos trabajado en común, y ahora nos vemos casi todas las semanas y pasamos muchas horas juntos. Nos hicimos amigos desde que estrenamos esta nueva versión de la obra en mayo de este año. Ya hicimos unas 40 funciones en Buenos Aires y en todo el país, y quizás en el exterior.

Comentarios