Busca restarle adherentes de Randazzo al Movimiento Evita

06 Sep 2017
1

LA PLATA.- La candidata a senadora por Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner, retomó una agenda agitada, compuesta por reuniones con intendentes y concejales bonaerenses y hasta con participaciones en actividades recreativas con chicos. En varios de esos encuentros, las tertulias tuvieron a Cristina hablando de una acción concreta: “sumar voluntades” que hoy están en las filas del Movimiento Evita, fuerza que forma parte del Frente Justicialista que lidera Florencio Randazzo. A través de intendentes del Conurbano bonaerense que le son fieles, la ex presidenta transmitió a los líderes del El Movimiento Evita es que no tiene animosidad contra ellos. “Se equivocaron, no entienden lo que pasa”, dijo Cristina ante los jefes municipales, a los que encargó convocar a los que se enrolan detrás de Emilio Pérsico y de Fernando “Chino” Navarro. (clarin.com)

Comentarios