Un grupo de albañiles les propinó una paliza a dos ladrones que pretendían robar un celular

Los golpearon de tal manera que uno de los asaltantes debió ser trasladado al hospital Padilla para recibir asistencia médica.

30 Ago 2017
1

TERMINÓ REDUCIDO. El otro arrebatador fue llevado al hospital.

Un intento de asalto terminó en un violento enfrentamiento entre dos delincuentes, un grupo de albañiles que salió en auxilio de la víctima y la Policía. Hubo varios disparos al aire y uno de los ladrones terminó hospitalizado luego de la tremenda paliza recibida.

Todo comenzó ayer a la mañana, pasadas las 9, cuando un grupo de albañiles trabajaba en una obra en construcción ubicada en la esquina de calles Mendoza y Deán Funes. En un momento, el capataz salió a la vereda para hablar por teléfono. Fue entonces cuando se acercaron dos delincuentes armados a bordo de una motocicleta y le exigieron que entregara el celular.

Fuentes policiales relataron que la víctima se resistió y comenzó a forcejear con los asaltantes, quienes hicieron un disparo al aire para amedrentarlo. Alertados por ese estruendo, alrededor de siete albañiles corrieron hacia la vereda y se encontraron con esa escena. Para defender a su patrón, comenzaron a lanzarles piedras y escombros a los delincuentes.

Mientras los asaltantes respondían con más tiros al aire, un patrullero del 911 que pasaba por la zona se aproximó. Las fuentes contaron que uno de los ladrones apuntó al móvil policial y realizó ocho disparos, pero ninguna de las balas alcanzó a los uniformados porque uno de los albañiles logró bajarle la mano a tiempo y los proyectiles impactaron contra el piso.

Los policías redujeron a los delincuentes mientras los obreros les propinaban una violenta paliza. Los golpearon de tal manera que uno de los asaltantes debió ser trasladado al hospital Padilla para recibir asistencia médica.

Más tarde se supo que los asaltantes son dos hermanos de 29 y 37 años, conocidos por sus antecedentes delictivos. Las fuentes señalaron que uno de ellos pertenecía a la banda del santiagueño Aristóteles Vázquez, ya fallecido, quien se dedicaba a cometer asaltos a mano armada y era famoso por la sangre fría que tenía para dispararles a sus víctimas.

Ambos quedaron aprehendidos por orden de la Fiscalía de Instrucción de la II° Nominación, por los delitos de robo agravado y tentativa de homicidio. Se les secuestró una pistola 9mm y la motocicleta en la que se movilizaban.

Temas

Inseguridad
Comentarios