Investigan una pista en El Chañar por el caso Daiana

Un taxista declaró que traslado a Suárez, a su mujer y a su suegra hasta esa localidad horas antes de que fuera capturado por la Policía

20 Jul 2017
1

El Chañar es una localidad que está ubicada a unos 21 kilómetros de la capital. A una casa de allí se dirigió Darío Suárez, con su esposa y su suegra, antes de que se entregara a la Policía por la desaparición de Daina Garnica. Esa información fue aportada por un testigo que declaró ante la fiscala Adriana Giannoni y ahora se deberá profundizar qué hizo allí.

La adolescente de 17 años salió el sábado 6 de mayo de su casa en el barrio Julio Abraham, en Alderetes, para acompañar a su vecino Suárez a hacer unas compras. Nunca más apareció. El fiscal Diego Bonari cree que el principal sospechoso la secuestró y luego la asesinó con la complicidad de Fabián “Sapo” Pacheco y Juan Matar, compañero de trabajo y dueño de la ladrillera, respectivamente. También quedaron detenidas otras nueve personas acusadas de haber encubierto a al principal sospechoso.

La fiscala Giannoni, que tomó el timón de la causa al ser declarada como asunto de feria, recibió el dato de que el principal sospechoso había hecho un misterioso viaje antes de entregarse a los uniformados. La hermana de Daiana le contó además que ella podía aportar información al respecto.

Los investigadores citaron a declarar al dueño de un auto que tenía licencia de taxi en la ciudad de Alderetes. Este hombre identificó al chofer que fue a declarar el martes en Tribunales. El chofer, cuyo nombre no trascendió, dijo que el domingo 7 de mayo estaba estacionado en la plaza de esa ciudad esperando un pasajero. Relató además que cuando él aceptó realizar el viaje, una pareja, que estaba sentada en un banco, se incorporó y se dirigió al auto.

Siempre de acuerdo a su declaración, en el asiento trasero subieron Suárez y su esposa Yanina Villarreal, y en el asiento delantero, su suegra, Susana Villarreal. Dijo que la pareja charló muy despacito durante todo el viaje y que la mujer mayor, en cambio, se mantuvo en silencio. Los identificó porque eran vecinos de su madre.

El testigo indicó que los trasladó hasta una casa de El Chañar y aseguró que estaba en condiciones de identificarla. “Una de las mujeres avisó a través de su celular que estaban en la puerta, eso fue todo”, expresó el chofer. Dijo además que la información llegó a la Justicia porque él había comentado a sus colegas el viaje que realizó. Ratificó además que no se presentó a declarar esta situación por por temor a quedar detenido.

Comentarios