Las de plata pueden costar hasta $ 10.000 - LA GACETA Tucumán

Las de plata pueden costar hasta $ 10.000

Según el coleccionista, Edgardo Muela, las monedas de oro de 1813 son muy buscadas.

16 Abr 2017
El valor histórico es, para los coleccionistas, el principal atributo que tienen las primeras monedas fabricadas por la Argentina. Aunque también tienen un valor económico. Luego de la Revolución de Mayo de 1810, el país no tenía una casa para acuñar monedas. Pero, tras el triunfo militar del general Manuel Belgrano en la Batalla de Salta, contra los realistas españoles, el Ejército del Norte recuperó la ciudad de Potosí donde funcionaba un establecimiento oficial (denominado ceca) para la fabricación de piezas de valor. Las Provincias del Río de la Plata decidieron utilizar esas instalaciones para acuñar la primeras monedas de la economía argentina.

Edgardo Muela, tesorero del Centro Numismático de Tucumán, señaló que uno de los lugartenientes de Belgrano tenía la orden de destruir la ceca de Potosí cuando el Ejército del Norte se replegó ante el avance de los realistas. “Sin embargo, por decisión propia, el lugarteniente no la destruyó. En aquella oportunidad, la ceca de Potosí se salvó y, con el triunfo de Belgrano sobre los realistas, se pudo utilizar para fabricar las primeras monedas argentinas”, comentó el especialista, durante una charla con LA GACETA.

Para reforzar el valor histórico que reviste a estas acuñaciones, Muela subrayó que las piezas se fabricaron durante un período corto de tiempo, menor a un año. Esta condición, afirmó el experto, también le imprime a las monedas una carga particular que atrae a los coleccionistas. “Son muy buscadas, en especial la de 8 reales porque es la más grande en tamaño”, recalcó Muela.

No obstante, el numismático aseguró que, para los coleccionistas, la moneda de 4 reales es la más rara porque, en 1813 se acuñaron muchas piezas de 1, de 2 y de 8 reales. “Éstas monedas se usaban, en aquella época, para pagar los gastos de los regimientos, como el mantenimiento de los cañones. En cambio, las monedas de 4 reales son raras porque se acuñaron pocas y, en la actualidad, no se encuentran con frecuencia”, subrayó.

Además, Muela remarcó que, desde luego, las monedas de oro de 1813, en cualquiera de sus tamaños, también son muy buscadas por los coleccionistas. “También se acuñaron muy pocas. Las que se pueden comprar son caras y están en manos de coleccionistas norteamericanos que se especializan en reunir piezas de oro”, comentó.

Finalmente, el directivo del Centro Numismático de Tucumán señaló que las monedas de plata, fabricadas en 1813, cuestan entre $ 8.000 y $ 10.000, dependiendo del estado de conservación. Las de oro, en cambio, pueden llegar a costar entre $ 30.000 y $ 40.000.
Comentarios