Salvo Casañas, los diputados podrían seguir - LA GACETA Tucumán

Salvo Casañas, los diputados podrían seguir

Masso es el único de los cuatro representantes tucumanos cuyos mandatos vencen este año que ya se lanzó a la carrera electoral. Gallardo y Carrizo dijeron que seguirán si su espacio político así lo dispone. Casañas (UCR) afirmó: "ocho años son suficientes".

15 Ene 2017
1

El sistema de recambio parcial que rige en el Congreso Nacional obliga a renovar este año cuatro de los nueve escaños que Tucumán tiene en la Cámara Baja. Los inquilinos de esas bancas son los diputados Mabel Carrizo y Miriam Gallardo (Frente para la Victoria o FpV); Juan Casañas (Unión Cívica Radical o UCR) y Federico Masso (Libres del Sur). Con la excepción de Casañas, los tres restantes podrían seguir en Diputados cuatro años más: Masso anunció que buscará retener la banca que “heredó” del radical José Cano -hoy jefe del Plan Belgrano- mientras que Carrizo y Gallardo dejaron abierta la posibilidad de repetir, siempre que las autoridades del Partido Justicialista así lo dispongan. “No voy a ser candidato en octubre: ocho años en el Congreso de la Nación son suficientes”, manifestó por su cuenta Casañas.

Amén de sus perspectivas y planes, los cuatro diputados reflexionaron sobre sus logros y cuentas pendientes por pedido de LA GACETA. Además, se refirieron a la particularidad que marcó el período: el cambio de manos del Poder Ejecutivo Nacional. La llegada de Mauricio Macri a la presidencia implicó un impacto positivo para Masso y Casañas, quienes valoraron la recuperación del diálogo y del consenso obligado por el hecho de que el oficialismo carece de mayoría propia. En la otra vereda, Gallardo observó que con las nuevas autoridades aparecieron problemas administrativos que inciden negativamente en Diputados mientras que Carrizo manifestó que el Gobierno se aferra a una falsa lucidez teórica y técnica para “pisar” proyectos de ley de corte popular.

Gallardo (FPV) afirmó que en la gestión de macri enfrenta dificultades que perjudican la eficiencia del trabajo parlamentario
Miriam Gallardo, diputada del Frente para la Victoria (FpV), transita actualmente su segundo período en el cargo. A la hora de destacar los logros de su gestión, subrayó los proyectos que se concretaron durante el Gobierno de Cristina Kirchner. Entre ellos, mencionó el llamado “voto joven”; el nuevo Código Civil y Comercial; la protección de los glaciares y de tierras rurales; el régimen de empleadas domésticas y la legislación sobre fertilización asistida. Además, elogió la estatización de empresas como YPF y la reactivación de los ferrocarriles. Respecto de los temas pendientes dijo: “tenemos deudas sobre todo con asuntos ambientales; con la jubilación de científicos del Lillo; con el acceso pleno a tratamientos y medicación en ciertas patologías, y con una mayor accesibilidad e inclusión de los discapacitados”. Al analizar los efectos del cambio de Gobierno, la diputada mencionó que hubo problemas administrativos que afectaron la eficiencia de su tarea. Dijo que la partida de parte del personal del Congreso de la Nación implicó que gente “que no tiene ni experiencia ni capacitación” ocupe puestos que son esenciales para dar celeridad al trabajo de los diputados. “No hay forma de reservar un salón para una actividad, ni siquiera cuando se hizo la solicitud con dos meses de anticipación”, se quejó Gallardo.
Por último, se le consultó si buscará una nueva reelección en los comicios legislativos de octubre de este año. “Considero que el tema de la reelección es de la injerencia de las autoridades de la Provincia y de las autoridades del Partido Justicialista. Tengo muy en claro que debo cumplir mi tarea con la máxima responsabilidad, en el lugar que se considere más útil”, respondió la diputada.
"vamos a tratar de renovar la banca que tenemos en el Congreso de la Nación", anticipó Masso
Federico Masso ocupa desde marzo del año pasado la banca que José Cano dejó libre para asumir la jefatura del Plan Belgrano. El diputado de Libres del Sur expresó que en ese plazo había presentado 38 proyectos de ley y participado en otras 221 iniciativas. El tiempo es breve, pero no está exento de satisfacciones. En ese terreno, Masso enfatizó la sanción de la norma que establece la devolución del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a ciertos sectores de la sociedad. Además, afirmó estar orgulloso de haber trabajado contra la corrupción, a pesar de que la Ley de Extinción de Dominio (prescribe el cese del derecho de propiedad sobre bienes obtenidos ilícitamente) aún no fue tratada en el Senado. Sin embargo, el parlamentario dijo que le hubiera gustado poder discutir un nuevo sistema previsional. “Presenté un proyecto propio en el que propongo desarmar lo que es la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) para crear el Instituto Nacional de los Jubilados dirigido por un funcionario puesto por el Estado, tres jubilados y tres trabajadores elegidos por sus pares. Que sean ellos los que manejen los fondos que les pertenecen” explicó el diputado. Aunque a menudo se diferenció de Cambiemos, Masso reconoció que la llegada del presidente Mauricio Macri acarreó efectos positivos. “La Cámara ha vuelto a ser un lugar de búsqueda de consenso entre los distintos espacios políticos. Hacía décadas que el oficialismo de turno tenía una amplia mayoría. Eso se agravó en los últimos cuatro años de kirchnerismo en los que el Congreso fue casi una escribanía”, observó. Masso anticipó que sí irá tras un segundo período. “Es algo que hemos definido en el Congreso provincial de Libres del Sur. Vamos a tratar de renovar la banca que tenemos en el Congreso”, dijo.
"Hay indiferencia por temas que incumben a colectivos sociales", dijo Mabel Carrizo en relación a la gestión de cambiemos
La parlamentaria kirchnerista Mabel Carrizo se inclinó por subrayar acciones materializadas en la provincia de Tucumán. Entre sus logros mencionó la implementación, junto a la Universidad Tecnológica Nacional, de la Tecnicatura en Informática en la ciudad de Famaillá, y la presentación de amparos ante la Justicia Federal para detener las subas de la luz y el gas. En el ámbito de su tarea legislativa, enumeró algunos de los proyectos que presentó. Entre ellos, la iniciativa para incluir las danzas folclóricas en el contenido académico escolar; la Ley de Juegos Universitarios Argentinos y la Ley de Registro de Deudores Alimentarios Morosos. Al momento de hacer una evaluación, Carrizo reconoció que le hubiera gustado poder avanzar en otras áreas. “No llegamos a tratar el proyecto de creación de un Sistema de Promoción Integral de los Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad que venimos impulsando desde la Comisión de Discapacidad, pero confío en que lo podremos aprobar antes que concluya el período”, comentó la diputada.
En cuanto a los cambios que vivió la Cámara Baja tras la llegada de las nuevas autoridades del Poder Ejecutivo Nacional, Carrizo dijo: “percibo indiferencia por tratar temas que presentamos en nombre de colectivos sociales”. Además, opinó que en las comisiones, la alianza oficialista se aferra a una falsa lucidez teórica y técnica para pisar proyectos que son de corte popular. Cuando se le preguntó por una eventual reelección, la diputada del FpV dijo que no es una decisión que ella pueda tomar por sí misma. “Soy parte de un gran espacio político y no depende mí. Perseguimos un proyecto nacional de desarrollo económico con inclusión social”, definió.
Casañas anticipó que no será candidato, elogió a Macri y volvió a cargar contra la prepotencia del kirchnerismo
El diputado radical Juan Casañas dijo que su evaluación era “difícil pero positiva”. Criticó duramente al kirchnerismo diciendo que, durante los seis años que coincidió con el Gobierno de Cristina Fernández, hubo menosprecio por la oposición y las minorías políticas. También describió al kirchnerismo como un sector que reivindicó la soberbia en desmedro del diálogo. El diputado destacó los números de su labor parlamentaria: más de 570 proyectos. Sin embargo, lamentó que la mayoría de ellos hayan sido “cajoneados”. Casañas afirmó estar orgulloso de su tarea: “denunciamos e hicimos sentir nuestra voz, que es la labor de un legislador”. Sin perjuicio de ello, dijo que se iba con “un sabor amargo” porque siente que el Congreso de la Nación está en deuda con la gente.
En abril del 2016, el parlamentario abandonó el interbloque de Cambiemos por presuntos problemas de comunicación con el Gobierno. En agosto de aquel año fue muy criticado por facilitar a la oposición el quórum necesario para debatir en el Congreso sobre el aumento de las tarifas de los servicios públicos. A pesar de esos cortocircuitos, mencionó que durante la gestión del actual mandatario Mauricio Macri hubo modificaciones sustanciales respecto de la gestión kirchnerista. “Este nuevo clima fue fruto de un cambio en las personas y en los estilos. Además, al no tener mayoría, debimos priorizar y valorar el diálogo”, manifestó. Cuando se le preguntó acerca de la posibilidad de buscar un tercer período como representante de los tucumanos en la Cámara Baja, la respuesta del radical fue contundente. “No voy a ser candidato en esta elección. Ocho años en el Congreso de la Nación son suficientes”, manifestó.

Gallardo afirmó que en la gestión de macri enfrenta dificultades que perjudican la eficiencia del trabajo parlamentario



Miriam Gallardo, diputada del Frente para la Victoria (FpV), transita actualmente su segundo período en el cargo. A la hora de destacar los logros de su gestión, subrayó los proyectos que se concretaron durante el Gobierno de Cristina Kirchner. Entre ellos, mencionó el llamado “voto joven”; el nuevo Código Civil y Comercial; la protección de los glaciares y de tierras rurales; el régimen de empleadas domésticas y la legislación sobre fertilización asistida. Además, elogió la estatización de empresas como YPF y la reactivación de los ferrocarriles. Respecto de los temas pendientes dijo: “tenemos deudas sobre todo con asuntos ambientales; con la jubilación de científicos del Lillo; con el acceso pleno a tratamientos y medicación en ciertas patologías, y con una mayor accesibilidad e inclusión de los discapacitados”. Al analizar los efectos del cambio de Gobierno, la diputada mencionó que hubo problemas administrativos que afectaron la eficiencia de su tarea. Dijo que la partida de parte del personal del Congreso de la Nación implicó que gente “que no tiene ni experiencia ni capacitación” ocupe puestos que son esenciales para dar celeridad al trabajo de los diputados. “No hay forma de reservar un salón para una actividad, ni siquiera cuando se hizo la solicitud con dos meses de anticipación”, se quejó Gallardo.
Por último, se le consultó si buscará una nueva reelección en los comicios legislativos de octubre de este año. “Considero que el tema de la reelección es de la injerencia de las autoridades de la Provincia y de las autoridades del Partido Justicialista. Tengo muy en claro que debo cumplir mi tarea con la máxima responsabilidad, en el lugar que se considere más útil”, respondió la diputada.

"Vamos a tratar de renovar la banca que tenemos en el Congreso de la Nación", anticipó Masso



Federico Masso ocupa desde marzo del año pasado la banca que José Cano dejó libre para asumir la jefatura del Plan Belgrano. El diputado de Libres del Sur expresó que en ese plazo había presentado 38 proyectos de ley y participado en otras 221 iniciativas. El tiempo es breve, pero no está exento de satisfacciones. En ese terreno, Masso enfatizó la sanción de la norma que establece la devolución del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a ciertos sectores de la sociedad. Además, afirmó estar orgulloso de haber trabajado contra la corrupción, a pesar de que la Ley de Extinción de Dominio (prescribe el cese del derecho de propiedad sobre bienes obtenidos ilícitamente) aún no fue tratada en el Senado. Sin embargo, el parlamentario dijo que le hubiera gustado poder discutir un nuevo sistema previsional. “Presenté un proyecto propio en el que propongo desarmar lo que es la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) para crear el Instituto Nacional de los Jubilados dirigido por un funcionario puesto por el Estado, tres jubilados y tres trabajadores elegidos por sus pares. Que sean ellos los que manejen los fondos que les pertenecen” explicó el diputado. Aunque a menudo se diferenció de Cambiemos, Masso reconoció que la llegada del presidente Mauricio Macri acarreó efectos positivos. “La Cámara ha vuelto a ser un lugar de búsqueda de consenso entre los distintos espacios políticos. Hacía décadas que el oficialismo de turno tenía una amplia mayoría. Eso se agravó en los últimos cuatro años de kirchnerismo en los que el Congreso fue casi una escribanía”, observó. Masso anticipó que sí irá tras un segundo período. “Es algo que hemos definido en el Congreso provincial de Libres del Sur. Vamos a tratar de renovar la banca que tenemos en el Congreso”, dijo.

"Hay indiferencia por temas que incumben a colectivos sociales", dijo Carrizo en relación a la gestión de Cambiemos



La parlamentaria kirchnerista Mabel Carrizo se inclinó por subrayar acciones materializadas en la provincia de Tucumán. Entre sus logros mencionó la implementación, junto a la Universidad Tecnológica Nacional, de la Tecnicatura en Informática en la ciudad de Famaillá, y la presentación de amparos ante la Justicia Federal para detener las subas de la luz y el gas. En el ámbito de su tarea legislativa, enumeró algunos de los proyectos que presentó. Entre ellos, la iniciativa para incluir las danzas folclóricas en el contenido académico escolar; la Ley de Juegos Universitarios Argentinos y la Ley de Registro de Deudores Alimentarios Morosos. Al momento de hacer una evaluación, Carrizo reconoció que le hubiera gustado poder avanzar en otras áreas. “No llegamos a tratar el proyecto de creación de un Sistema de Promoción Integral de los Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad que venimos impulsando desde la Comisión de Discapacidad, pero confío en que lo podremos aprobar antes que concluya el período”, comentó la diputada.
En cuanto a los cambios que vivió la Cámara Baja tras la llegada de las nuevas autoridades del Poder Ejecutivo Nacional, Carrizo dijo: “percibo indiferencia por tratar temas que presentamos en nombre de colectivos sociales”. Además, opinó que en las comisiones, la alianza oficialista se aferra a una falsa lucidez teórica y técnica para pisar proyectos que son de corte popular. Cuando se le preguntó por una eventual reelección, la diputada del FpV dijo que no es una decisión que ella pueda tomar por sí misma. “Soy parte de un gran espacio político y no depende mí. Perseguimos un proyecto nacional de desarrollo económico con inclusión social”, definió.

Casañas aseguró que no será candidato, elogió a Macri y volvió a cargar contra la prepotencia del kirchnerismo

El diputado radical Juan Casañas dijo que su evaluación era “difícil pero positiva”. Criticó duramente al kirchnerismo diciendo que, durante los seis años que coincidió con el Gobierno de Cristina Fernández, hubo menosprecio por la oposición y las minorías políticas. También describió al kirchnerismo como un sector que reivindicó la soberbia en desmedro del diálogo. El diputado destacó los números de su labor parlamentaria: más de 570 proyectos. Sin embargo, lamentó que la mayoría de ellos hayan sido “cajoneados”. Casañas afirmó estar orgulloso de su tarea: “denunciamos e hicimos sentir nuestra voz, que es la labor de un legislador”. Sin perjuicio de ello, dijo que se iba con “un sabor amargo” porque siente que el Congreso de la Nación está en deuda con la gente.
En abril del 2016, el parlamentario abandonó el interbloque de Cambiemos por presuntos problemas de comunicación con el Gobierno. En agosto de aquel año fue muy criticado por facilitar a la oposición el quórum necesario para debatir en el Congreso sobre el aumento de las tarifas de los servicios públicos. A pesar de esos cortocircuitos, mencionó que durante la gestión del actual mandatario Mauricio Macri hubo modificaciones sustanciales respecto de la gestión kirchnerista. “Este nuevo clima fue fruto de un cambio en las personas y en los estilos. Además, al no tener mayoría, debimos priorizar y valorar el diálogo”, manifestó. Cuando se le preguntó acerca de la posibilidad de buscar un tercer período como representante de los tucumanos en la Cámara Baja, la respuesta del radical fue contundente. “No voy a ser candidato en esta elección. Ocho años en el Congreso de la Nación son suficientes”, manifestó.


Comentarios