“Tienen más de 100 faltas sin justificar en 2016”, dijo Salazar - LA GACETA Tucumán

“Tienen más de 100 faltas sin justificar en 2016”, dijo Salazar

El intendente inició un trámite contra la esposa y la hija de su antecesor, Luis Espeche. Romano de Espeche, ex titular del Concejo, acusa al jefe municipal radical de perseguirlas. Aclaró que sólo percibió un aguinaldo.

23 Jul 2016
1

RADICAL. Salazar asumió como intendente de Bella Vista en 2015. la gaceta / foto de Maria Silvia Granara (archivo)

El intendente de Bella Vista, Sebastián Salazar (UCR), señala una y otra vez que no se trata de una cuestión política. “No hay persecución”, sostiene el radical, en diálogo con LA GACETA. Alude al caso de dos empleadas municipales, en contra de las cuales inició actuaciones por presunto abandono de sus puestos de trabajo. Se trata de Cristina Romano de Espeche y Celeste Ariane Espeche, esposa e hija del ex jefe municipal oficialista y actual funcionario del Ministerio del Interior del PE, Luis Espeche.

Ellas, sin embargo, afirman que el intendente radical resolvió iniciar ese proceso interno “con una clara intencionalidad política”, puesto que ambas estaban solicitando el traslado al Poder Ejecutivo debido al clima de tensión interna que quedó en Bella Vista luego de los últimos comicios. “Estábamos tratando de resolver esta situación porque para nosotras es imposible ir a trabajar (al municipio). En principio, el ministro (del Interior, Miguel Angel) Acevedo nos había dicho que iba a solicitar la adscripción. Efectuó el pedido por escrito, pero Salazar nunca lo respondió”, indicó Romano de Espeche, ex presidenta del Concejo Deliberante de esa ciudad y candidata a la Intendencia por el Frente para la Victoria (FpV) en los últimos comicios. Agregó que, más allá de que permanecían como empleadas municipales, ni ella ni su hija cobraron su sueldo. “Desde marzo se nos venían descontando los 22 días hábiles. Lo único que sí percibimos es el aguinaldo. Pero yo no soy ‘ñoqui’, y puedo demostrarlo con la documentación de la cuenta del banco”, le manifestó Romano de Espeche a este diario.

Salazar firmó dos decretos esta semana para iniciar el trámite administrativo contra la esposa y la hija de Espeche. Argumentó que el proceso está basado en un informe reciente que le remitió el Departamento de Personal de la Municipalidad. “Allí se hace referencia a que (Romano de Espeche y su hija) tienen más de 100 inasistencias injustificadas en 2016. Ante esto, vía decreto, decidimos instruir un sumario, a los fines de formular los cargos correspondientes. Estas dos empleadas municipales tendrán la oportunidad de ejercer su legítimo derecho a defensa”, agregó. El intendente aclaró que ellas tienen cinco días -incluida la jornada de ayer- para concretar ese descargo. “Tenían asignadas sus tareas en el decreto de designación, así como la categoría”, indicó. Destacó que la esposa de Espeche, que hasta el año pasado se desempeñó como presidenta del Concejo Deliberante y que fue candidata a la Intendencia en 2015, fue nombrada con categoría 24 -las más alta del escalafón-, y era directora del área de Cultura. Con respecto a la joven, no tenía precisiones sobre dónde se desempeñaba, pero señaló que era categoría 18. Ambas son empleadas municipales de planta, indicó. A medida que fueron detectando las inasistencias, añadió Salazar, les fueron aplicando a madre e hija los descuentos de sueldo correspondientes. Según Salazar, el municipio tiene unos 580 empleados, y están siendo revisados otros posibles casos de “ñoquis” en Bella Vista.

Romano de Espeche reveló a LA GACETA que conversó con asesores del vicegobernador Osvaldo Jaldo para desembarcar en la Cámara junto a su hija. “La ley nos permite retener el cargo por otro de mayor jerarquía. La idea es seguir trabajando con la Red de Mujeres en la Legislatura. Ya está acordado de manera verbal. Ni mi hija ni yo somos ‘ñoquis’. Sí lo era el padre de Salazar, pero nosotros jamás lo hemos perseguido”, señaló la ex concejal.

Comentarios