La falta de estadísticas oficiales atenta contra la prevención de la violencia contra las mujeres

Desde la organización feminista Cladem reclaman políticas públicas y presupuesto para poder acompañar a las víctimas y evitar los femicidios.

13 May 2015
Parece una tarea sencilla, esto de contar casos, de sumar nombres y hechos. No lo es. Se trata de historias de mujeres maltatadas, abandonadas a su suerte, golpeadas (algunas hasta el punto de producirles la muerte). Tampoco se sabe cuántas son. La lista que integran Melina Romero, Ángeles Rawson, "Coty" Díaz, Cinthia Trejo, Leydi Meneses, y a la que se sumó Chiara Páez esta semana, sigue creciendo, pero no hay una estadística oficial que permita diseñar un mapa de la violencia contra las mujeres.

El conteo de cuántos femicidios hay en Argentina es que hace la Casa del Encuentro, a partir de lo que publican los más de 250 diarios del país. Si no se publica en la prensa, no existen, advierte Adriana Guerrero, integrante de Cladem (Comité de Latinoamérica y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer).

Desde la organización feminista reclaman desde hace 15 años que se registren y se difundan datos oficiales y unificados, que servirían para diseñar políticas públicas destinadas a la prevención de femicidios, o para saber cuánto presupuesto destinar a dar asistencia a mujeres maltratadas o en peligro.

"Los datos que recibe la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) o el Observatorio de la Mujer sirven, por supuesto, pero no forman parte de una política unificada de Estado. No hay un protocolo nacional de atención a las víctimas, no sabemos cuántas de las mujeres que llegan a la OVD ya habían hecho denuncias, ni qué seguimiento se hizo de estas denuncias, si alguna consiguió que se dicte la exclusión del hogar para el violento. Sin esa información, no se pueden diseñar políticas públicas -insiste Guerrero-. Para prevenir los femicidios y frenar la violencia contra las mujeres hace falta decisión política, además de presupuesto, estadísticas yeducación".

Cladem convocó a participar de la marcha que se realizará el 3 de junio, bajo la consigna #NiUnaMenos, convocada a partir del femicidio de Chiara Páez, una adolescente de 14 años, asesinada por su novio porque no quería abortar; pocos días después del de Gabriela Parra, degollada ante la vista de los clientes de un bar de Caballito, por un hombre obsesionado con ella.

Comentarios