Proyectan crear el Museo de las Naciones Iberoamericanas en el cerro San Javier

El titular de la FET invitó, en persona, al papa Francisco a venir a Tucumán en 2016 para colocar la piedra basal. Con fondos nacionales

21 Feb 2015
1

EN MANO El titular de la FET, Pedro Omodeo, entrega el proyecto a Francisco. gentileza fet

Tucumán necesita una obra emblemática del bicentenario de la Patria. Esa inquietud generó la idea de crear el Museo de las Naciones Iberoamericanas, en inmediaciones al Cristo Bendicente del escultor Juan Carlos Iramain, en el cerro San Javier. La propuesta es impulsada por la Federación Económica de Tucumán, que quiere que sea una obra no solamente de los empresarios, sino de todos los tucumanos. Uno de los primeros en conocer este anhelo fue el papa Francisco, en cuyas manos el titular de la FET, Pedro Omodeo, puso la invitación para venir a Tucumán a colocar la piedra basal de la ansiada obra, en 2016. Francisco aceptó con gusto el proyecto, que fue entregado de inmediato a su secretario, y prometió considerar la invitación.

Al regresar de Roma, Omodeo explicó el proyecto al gerente general de LA GACETA SA, José Pochat. Contó que junto a otros integrantes de la FET concurrió al Consistorio de la Santa Sede y participó de la ceremonia de asunción del cardenal Luis Villalba. En una audiencia en la que el Papa recibió a la delegación argentina el titular de la FET entregó una carta al Papa en la que le expresa el deseo de los tucumanos “como dirigentes y especialmente como miembros de una comunidad orgullosa de su historia” de “dejar una huella imborrable en la memoria colectiva no sólo de nuestros comprovincianos sino también de todos los que formamos la hermandad de pueblos latinoamericanos”.

Junto con la iniciativa del museo propone reflotar el viejo proyecto de un funicular que parta desde el pie del cerro hasta San Javier. Además propone que se invite a todos los presidentes de las naciones iberoamericanas a participar del acto inaugural. Pero es consciente de que una magna obra como la de un museo interactivo a la altura de los mejores museos del mundo no puede ser realizado solamente por los empresarios. Por eso sostiene que es clave conseguir el financiamiento de la Nación.

Adelantó que aquel sábado 14, en la recepción del embajador de la Santa Sede, Eduardo Valdez, el diputado nacional Julián Domínguez se interesó por el proyecto y pidió una copia. “También le entregamos al Papa una copia del documento que firmamos junto con la fundación Miguel Lillo, el arzobispo de Tucumán, Alfredo Zecca, la Sociedad Rural, la CGT Regional Tucumán - Trabajadores y la FET, en la que proponemos una serie de obras púbicas estratégicas en Tucumán en el marco de los festejos del bicentenario”, señaló. Entre ellas se menciona la puesta en valor de la Casa Histórica y la construcción de un entorno histórico, jerarquizando la manzana de alrededor de la Casa Histórica.

Omodeo dijo que pondrá en conocimiento de estos proyectos a los candidatos a la presidencia y a los titulares de los bloques de Diputados para que consigan financiamiento para esta obra que debería ser emblemática del bicentenario.

Comentarios