Docentes y no docentes, enfrentados tras el paro

Apunt no acepta que se disuelva un área de serenos, como pide Adiunt a la UNT

04 Septiembre 2014
La promesa de las autoridades de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) de desmembrar el área que cumple tareas de seguridad en el Rectorado no será sencilla de cumplir. Tal disolución había sido exigida por los docentes, como condición para flexibilizar el paro que se extendió por casi tres meses. En un volante, la Asociación del Personal de la UNT (Apunt) -gremio de los no docentes- advirtió que no dejará que, a consecuencia de un reclamo de los docentes, se desmembre esa área.

En el panfleto, Apunt critica -sin nombre- a sus pares de la Asociación de Docentes e Investigadores de la UNT (Adiunt). “Los no docentes vinimos soportando el ataque artero de un grupo de seudodirigentes de Adiunt. Fuimos difamados, bastardeados, tratados de patoteros e ignorantes”, dice. El reclamo para que se disuelva el área de seguridad creció el 13 de agosto, cuando un grupo de personas, algunas de las cuales custodian la sede del Gobierno de la UNT, quiso recuperar por la fuerza el Rectorado, tomado por alumnos. La participación de miembros del área quedó registrada en fotos y videos.

“Pretenden desmembrar áreas administrativas. Hoy vienen por esto, ¿mañana por todos? Nunca lo permitiremos”, advierte el texto.

El secretario general de Apunt, Ángel Morales, dijo que cualquier decisión rectoral que afecte un área en la que trabajan no docentes debe discutirse en paritarias; y precisó: “(Adiunt) habla de desmembrar un servicio de seguridad; eso no existe, no somos policías: tenemos la figura del sereno”. Señaló que la rectora, Alicia Bardón, no puede quitar un área: “el convenio prevé discutirlo en paritarias. Ella no tiene potestad de disolver nada porque se lo pidan. No dejaremos que los docentes nos marquen la agenda. No aceptaremos cosas que violenten derechos de los trabajadores o su estabilidad laboral. Esto debe ser discutido en paritarias”.

El titular de Adiunt, Oscar Pavetti, dijo que la comisión directiva evaluará si respondía el volante o no. “En lo personal, creo que no hay que contestar. Es un panfleto agresivo, violento, reaccionario. Estos agravios no le hacen bien a la UNT. Es una irresponsabilidad de la dirigencia no docente sacar esa agresión gratuita. Cuando hablamos de disolver no nos referimos a los trabajadores, sino a la patota”, precisó.

Comentarios