Ingenios y cañeros negocian para salvar la zafra - LA GACETA Tucumán

Ingenios y cañeros negocian para salvar la zafra

El gobernador José Alperovich propuso fijar un precio mínimo de alrededor de $ 180 para la bolsa de azúcar, para solventar la campaña. Las entidades de productores y los industriales intentan cerrar un acuerdo que permita descomprimir el mercado interno y así elevar el valor del producto. Pedido al Gobierno

11 May 2013
"No estoy dispuesto a que mi familia y yo comamos 'a...' " (por excremento), exclamó Marcelo Fernández, dirigente de la Unión Cañeros del Este, entidad que encabezó la revuelta de los pequeños y medianos productores tucumanos contra los industriales por la caída del precio del azúcar. Y lo hizo ayer frente a los empresarios, en la primera reunión de negociación que mantuvieron, en el marco de la crisis azucarera. El encuentro se realizó en la sede de la Unión Cañeros Independientes de Tucumán (UCIT), en la capital. Cañeros e industriales avanzaron ayer en la diagramación de un convenio que apuntará a reavivar el mercado azucarero y a mejorar el precio de la bolsa de 50 kilogramos. Además, hubo avances para controlar el cumplimiento de las exportaciones y el mercado "en negro", condiciones que han dejado en jaque a la actividad, según afirmaron. El objetivo es equilibrar la oferta y la demanda en el mercado interno, y la exportación de los cupos establecidos para subir el valor del producto.

El consenso se basa, a priori, en que se liberará el remanente de la zafra 2012, que rondaría las 400.000 toneladas, "a la brevedad"; además, se avanzó sobre el compromiso de los ingenios de producir y exportar el alcohol del plan de bioetanol, así como el "azúcar crudo". Otro de los puntos que se discutieron es el freno de la salida al mercado de la otra variedad, el "azúcar blanco", hasta el 30 de junio, y un control efectivo del nuevo Instituto de Promoción del Azúcar y Alcohol de Tucumán (Ipaat) en relación a la producción y a las exportaciones.

A su vez, ratificarán el pedido al Gobierno para que convoque a los industriales que no participaron en la primera ronda de negociación, efectuada ayer, con el fin de que adhieran al convenio. También solicitarán que se gestione ante la Casa Rosada la eliminación de las retenciones a las exportaciones de azúcar y la obtención de líneas de créditos, a tasas blandas.

Los cañeros y los privados volverán a reunirse el lunes para avanzar con el acuerdo.

Ayer, participaron los representantes de UCIT, Cañeros del Este y Sur y del Centro de Agricultores Cañeros de Tucumán (Cactu), por el lado de los productores, y de Santa Bárbara, Aguilares, Ñuñorco, La Florida, Cruz Alta, Concepción, Marapa, La Providencia, Trinidad y Leales, por los ingenios. Estuvieron ausentes representantes de las fábricas Santa Rosa, Corona, San Juan, Fronterita y Bella Vista.

El gobernador José Alperovich afirmó que "está en manos de los industriales poder dar a Tucumán la tranquilidad y la serenidad que los obreros se merecen", ante la crisis azucarera. El mandatario, además, propuso que se fije un precio mínimo de la bolsa de $ 180, además de no vender azúcar blanco entre este mes y junio.

"Lo más importante es que se pongan de acuerdo todos los sectores para salvar la industria azucarera, que está en crisis", enfatizó el titular del Poder Ejecutivo (PE) tucumano.

Debaten las responsabilidades
"El problema circula siempre por el mismo lugar" 

"Uno o dos ingenios no vinieron ( a la reunión) por motivos circunstanciales y no por una decisión política. El resto lo hizo por una postura política. Ello denota que el problema circula siempre por el mismo lugar", dejó entrever Julio Colombres. El titular del Centro Azucarero Regional de Tucumán (CART) marcó así su postura en torno de las responsabilidades por la caída del precio del azúcar y el incumplimiento de los acuerdos de exportación de azúcar. El empresario espera que la negociación y la posible firma del acta compromiso resuelvan los problemas más críticos del mercado y "no queden en palabras". "A ver si logramos que se extienda a toda la actividad este documento para conformar la base de una solución integral", dijo.

Las exigencias en el sector
Rocchia Ferro apunta al sistema de exportación 

Según Jorge Rocchia Ferro, directivo de la Compañía Azucarera Los Balcanes, que posee los ingenios La Florida y Cruz Alta, "no hay puntos de divergencia" en la negociación. "Hay una serie de alternativas que deben concretarse para que el precio suba. En esa línea, nos pusimos de acuerdo en algunos puntos: no se producirá azúcar para el mercado interno en mayo y junio; se aplicará el sistema warrant para el azúcar blanco y se producirán (azúcar) crudo y alcohol", afirmó. "Luego vamos a pedir al Ipaat (Instituto de Promoción del Azúcar y Alcohol de Tucumán, creado con la nueva ley provincial) que defina los números y porcentajes de exportación, y que efectúe los controles correspondientes. Las diferencias se dan en qué haremos a partir de este acuerdo", comentó el empresario.

Cumplir a "rajatabla"
"No puede haber ausentes", dice Atanor 

"Estamos ante una situación de extrema emergencia", dijo Antonio Bulacio, ejecutivo del grupo Atanor, administrador de los ingenios Concepción y Marapa. "La postura de la compañía es cumplir a rajatabla y exigir el cumplimiento del acuerdo sobre los compromisos de exportación 2012", enfatizó el ingeniero. "A este convenio (por las negociaciones que iniciaron ayer) deben adherirse todos los responsables, las partes involucradas. No puede haber ausentes. Este es el mensaje que les queremos hacer llegar a los que no estuvieron (en la reunión) hoy, y tampoco el año pasado. No me refiero solo a la industria, sino también a los cañeros. Si el 25 % de la producción no está presente a la hora del acuerdo, perjudicará al 75% restante. Nos deja descalzos", enfatizó.

Culpas compartidas
"La divergencia generó una crisis de confianza" 

"Es importante que de una vez por todas, la industria se siente a discutir con los cañeros para solucionar esta situación complicada. Los productores también tienen la culpa, no sólo fue responsabilidad de los empresarios. El Gobierno fue culpable además de que no se cumpla el acuerdo de exportación", afirmó Miguel Pérez, dirigente de la filial local de la Federación Agraria Argentina (FAA). "La divergencia generó una crisis de confianza y de precio. Esperamos ahora que el inicio de la conversación entre industriales y los productores sea un punto de partida de una nueva etapa, donde no haya víctimas ni victimarios, para que la actividad azucarera sea sustentable para todos", dijo el referente en Tucumán de la FAA.

El problema aqueja a todos
"Empezamos a trabajar por una solución" 

"Si bien no se ha alcanzado un acuerdo, empezamos a trabajar por una solución. El problema es de toda la actividad y no de un solo sector", expresó el presidente de la Unión Cañeros Independientes de Tucumán (UCIT), Sergio Fara.

El dirigente se mostró conforme con el primer encuentro entre industriales y los productores. "Fue saludable la reunión, aunque haya sido la primera", aseveró el titular del gremio que representa a los pequeños cañeros, una de las cuatro entidades del sector en la provincia. El dirigente explicó en la reunión de ayer que las entidades solicitaron ya la mediación del Gobierno para acceder a una línea de financiamiento que permita cubrir los costos de la cosecha y transporte, que hoy oscila entre los $ 70 y $ 90.

Comentarios