El gran desafío es mantener la distancia social