San Martín sumó un empate con sabor amargo ante Colón