Cartas de lectores

20 Ene 2020 Por LA GACETA

Cleptosocial

Cleptomanía: “impulso obsesivo por robar”. Vivimos bombardeados diariamente por noticias policiales que nos hablan de robos, hurtos y asesinatos. Pero, de igual modo, vivimos millones de situaciones en que nos es robado o atentado el bien común y no hay leyes ni acciones que nos protejan. Nuestra sociedad se ve agredida en toda su estructura. Por ejemplo, el hecho de tener que pagar el plus médico para una consulta a pesar de que uno abone puntualmente la obra social; que haya automovilistas que dejen estacionados sus vehículos en la zona de transeúntes; encontrarnos con veredas bloqueadas por obras; obras públicas peligrosamente inconclusas… Todo esto nos agrede y nos aturden diariamente. La única defensa que nos queda, entiendo, es denunciar cada situación. Propongo a tal fin crear y usar el término cleptosocial como rótulo para todas estas situaciones. Cleptosocial: el que se roba el bien común. La fuerza unida de los que nos respetamos debe ser una luz que muestre el ominoso egoísmo y desinterés con que algunos generan. Somos muchos más que ellos.

Héctor Roque Torrego
[email protected]

Billetes nuevos

En referencia a la carta de Luis Vides Almonacid deseo hacer una breve historia de nuestra moneda. Desde principios del siglo XX y hasta el 31/12/1969 regía el peso moneda nacional (m/n), que duró 70 años. Incluso cabe agregar que nuestra moneda era de mucho más valor que los dólares estadounidenses, las pesetas españolas y los francos franceses. A partir del 1/1/1970 aparecen los pesos ley 18188 y se le quitaron dos ceros. Este signo monetario duró 13 años hasta el día 31/5/1983. A partir del 1/6/1983 llegan los pesos argentinos; les quitaron cuatro ceros y duraron dos años hasta el 13/6/1985. A partir de 14/6/1985 se usaron australes y se le quitaron tres ceros. Su duración fue de seis años. A partir del 1/4/1991 aparecen los pesos convertibles a los que se les quitaron cuatro ceros. Es la moneda que rige actualmente, pero ya no es convertible. En total se le quitaron 13 ceros y de acuerdo con la marcha de la economía y con una inflación fuera de control, entiendo que muy pronto se volverán a quitar más ceros. Además, para la acuñación de monedas metálicas, muchas veces el mismo metal supera con creces el valor de la moneda, eso lo saben muy bien los que se dedican a la numismática. Para que una moneda tenga realmente valor se deben cumplir dos requisitos : a) medio de cambio y b) resguardo de valor. Justamente esto último es lo que hace que nuestro signo monetario sea desplazado por otra moneda que guarde su valor. Cabe un dicho de economistas: “la mala moneda es reemplazada por la buena” .

Carlos Jorge Dumit
Castro Barros 48
San Miguel de Tucumán

Día de Propósitos

El pasado 31, último día de 2019, me puse a escribir lo siguiente: cada fin de año nos ofrece la ocasión de hacer balance del tiempo transcurrido y plantear propósitos para el año que empieza. Para los cristianos, inmersos en el tiempo de la Navidad, es una buena oportunidad para pedir perdón por lo que hicimos mal a lo largo del año y dar gracias a Dios por todos los beneficios que recibimos. En este momento la Iglesia recuerda que somos peregrinos en esta tierra y que nuestra esperanza no está en conseguir más bienestar o más seguridad, sino en la plenitud de vida que hace posible Jesucristo. Esto no significa desentendimiento de lo que ocurre a nuestro alrededor, especialmente en la el ámbito de la vida social y política. La propia fe es una invitación constante y perentoria a implicarse en la construcción de un mundo en el que prevalezca la paz, la verdad y la justicia como elementos primordiales para la convivencia fraterna.

Jesús Madrid
[email protected]

La Cocha

Tengo casi 80 años, viví en los tiempos en que jugábamos a la pelota en la calle. Era en José Colombres al 100, entre San Martín y Mendoza, o en la poblaciones del sur, cuando el calor tucumano se hacía sentir con rigurosa inclemencia. Entonces, en las casas dormíamos con las puertas abiertas aunque dieran a la calle. El pavimento llegaba solo hasta La Reducción y hasta La Cocha había que seguir por caminos de tierra. La ruta era la calle más importante de cada población. Eran tiempos de hermosos y polvorientos caminos. Recuerdo que mi padre me hacía manejar una “mercedita “ (Mercedes Benz 170 con motor a gasoil). En determinados momentos, yo apretaba el acelerador y ponía el auto a ¡70 Kmts por hora! Él me decía: “no tan ligero, hijito “. Y así llegábamos a La Cocha. Esos tiempos quedaron grabados en mi memoria, como si hubiesen sido ayer.

Héctor Leonardo Bravo
[email protected]

Tiempo de la creación

El Papa Francisco ha realizado su primera declaración oficial promoviendo el Tiempo de la Creación, una celebración anual de un mes de oración y acción por el medio ambiente que es seguida por los cristianos de todo el mundo. Francisco afirma que estamos llamados a proteger la creación y señala que el Tiempo de la Creación es un tiempo de oración en la naturaleza. “Este es el tiempo para rehabituarnos a rezar inmersos en la naturaleza, donde surge espontáneamente la gratitud al Dios creador. El Santo Padre también indica que el “el Tiempo de la Creación” es un momento para crecer en sostenibilidad. “Este es el tiempo para reflexionar sobre nuestros estilos de vida . . . escojamos cambiar, adoptar estilos de vida más simples y respetuosos!”, propone. Y por último insta a los gobiernos a promulgar mejores políticas climáticas. En particular, el mensaje del Papa destaca los innovadores movimientos juveniles e indígenas que han captado la atención del mundo, así como una próxima reunión que pondrá a conocimiento general sus preocupaciones. La cumbre climática de la ONU, dice el Papa, es un momento que se debe “¡aprovechar para responder al clamor de los pobres y la tierra!”.

Juan García
[email protected]

Comentarios