El plantel de San Martín recibió una visita inesperada en Perico

Un grupo de fanáticos del "Santo" se llegó a las prácticas de la pretemporada para brindar su apoyo.

11 Jul 2018
1

EL ÍDOLO. Claudio Bieler fue uno de los que posó junto con los hinchas de Jujuy.

PERICO, Jujuy.- “Cuando nos enteramos de que el plantel volvería a realizar la pretemporada en Perico, con el resto de los socios de la filial comenzamos a organizar el viaje.” Federico Venencia, jujeño de nacimiento, muestra una pasión por San Martín como si hubiese nacido en las adyacencias de La Ciudadela.

Aunque se vea como una frase repetida cuando se trata de sintetizar la pasión que tiene los simpatizantes por el “Santo”, vale repetirla: el sentimiento no parece tener límites. Cada vez que se lo pone a prueba, demuestra que ese amor que cada uno acuna desde su niñez, va más allá de los protagonistas de turno.

Eso quedó evidenciado cuando un grupo de los integrantes de la filial “santa” de Jujuy fue al predio del hotel donde se hospeda el plantel profesional, donde desde el lunes están realizando la pretemporada.

“Luego de organizar el viaje, nos contactamos con los directivos para solicitarles el permiso correspondiente para presenciar el entrenamiento. Les agradecemos que nos hayan dado la posibilidad de compartir este momento con los jugadores”, dijo Venencia quien, por motivo del trabajo de su padre y luego por estudios, estuvo radicado durante su juventud en San Miguel de Tucumán.

Los hinchas se reunieron al mediodía en la casa de uno de los socios de la filial. Allí, junto con sus familias, compartieron un asado. “Cerca de las 15.45, cada uno en sus vehículos, hicimos los 25 kilómetros que separan la capital jujeña de Perico. Lo que nos dejó impactados fue la buena onda de los futbolistas, que se prestaron amablemente a sacarse fotos con nosotros”, aseguró Venencia, que también dijo estar esperando con ansiedad que se dé a conocer el fixture de la Superliga para planificar los viajes al “Jardín de la República”. El objetivo es poder presenciar la mayor cantidad de partidos que San Martín juegue en La Ciudadela. Lo dicho: una pasión que no tiene límites.

Comentarios