Cagna festejó con todo el triunfo, le agradeció el respaldo a la CD y las ganas a sus jugadores

El DT aseguró que el respaldo de los directivos nunca estuvo en duda.

13 Nov 2017
1

Es curioso lo que sucede en algunos equipos de trabajo, sobre todo en un cuerpo técnico. El que grita y da indicaciones constantemente, durante el juego, una vez bajado el telón del espectáculo se llama a silencio. Y el que parecía un monje budista, y movía un poco las manos, después sí se acerca a charlar.





A simple vista, la referencia es para el ayudante de campo Mariano Pasini y para Diego Cagna, el técnico que parecía caminar por la cornisa, el que sintió que si no se ganaba ayer fuera de La Ciudadela su puesto podría haber estado en peligro, algo que el entrenador admitió tras el partido. “El respaldo de la dirigencia para con nosotros nunca estuvo en duda. Lo que pasa es que cuando llegan los malos resultados a uno le empiezan a pasar cosas por la cabeza. La dirigencia nunca tuvo dudas de nosotros como cuerpo técnico y se lo agradecemos. Éramos nosotros los que nos sentíamos un poco en deuda porque queríamos ganar. Por suerte pudimos hacerlo. Para ellos (jugadores y dirigentes) y para toda la gente de San Martín”.

Cagna habla con la misma serenidad con la que se lo vio durante los 93 minutos de juego en el banco de suplentes visitante en la cancha de Boca Unidos. Su motor estuvo en marcha, pero como siempre, en bajas revoluciones, al estilo de un jugador de póquer.

Así le habla a los periodistas, en calma. O quizás suspirando por haberse sacado una mochila de encima. “Necesitábamos ganar. Después de todo lo que veníamos padeciendo: la seguidilla de empates, la derrota con Rafaela. Esperemos que arranquemos de ahora y logremos muchas más victorias”, se ilusiona el técnico y le entrega todo el crédito de esta alegría a sus jugadores.

Después de la derrota con Rafaela el entrenador pidió que lo “banquen”. Y En el campo sus jugadores lo hicieron. “No hay duda de ellos están metidísimos. Fijate la alegría que tenían cuando terminamos. La verdad, están trabajando bien. Quieren revertir la situación. Esperemos que este sea el puntapié para empezar a sumar varias victoria seguidas”, insistió el Cagna que pensó quizás en dar un pasado al costado si el equipo no sumaba de a tres.

“Uno siempre piensa en el futuro, especialmente cuando no se dan los resultados. No había pensado si era en este partido u en el otro... Ustedes pueden ver cómo nos respaldan los jugadores en la cancha. Con Morón fue muy bueno, con Rafaela no tanto, y ahora volvieron a tener un buen partido, aparte del triunfo, que es importantísimo”, confesó el técnico, que había marcado como clave lo que sucediera ayer.

“Era necesario para nosotros ganar. Vinimos con esa mentalidad. Habían pasado muchas fechas desde la última vez que ganamos y si no lo hacíamos se podía complicar”. El complicar aplica al todo: a perder peso en la tabla, al promedio del descenso. A su puesto de trabajo. Y a la ilusión del hincha, que estaba bastante golpeada.

Comentarios