Los jugadores "Decanos" son cazadores de sus propios sueños

“Lo que pasó, pasó”, insisten en Atlético, que cerró un ciclo tras la eliminación de la Copa Sudamericana y que ahora va por más historia

17 Sep 2017
1

AVANZAR. Lucchetti, ídolo de un Atlético que consiguió casi todo lo que jugó con él defendiendo su arco, camina a la par de Núñez, uno de los refuerzos que quiere hacer más historia con el club. la gaceta / foto de Antonio Ferroni

Las horas posteriores a la eliminación de Atlético en la Copa Sudamericana sirvieron para que en el plantel comenzara a eliminarse a fuego lento ese dejo de saber que ya no se estará en una competencia en la que, si no se saluda con el pasaporte en mano, no hay permiso ni devolución de gentilezas en el salón de migraciones. Independiente cortó el último lazo de Atlético con su historia internacional, una historia que supera la experiencia Sudamericana. Va más allá. Nació a principios de año con su debut en la fase clasificatoria de la Copa Libertadores, ante El Nacional, de Ecuador. Y continuó por 14 partidos más, entre ambas competencias.

“Ya está, hay que seguir”, pide Cristian Lucchetti, que prefiere atesorar en su álbum aquellas imágenes que viajaron más allá de una serie eliminatoria de 180’ en Avellaneda. Y ello aplica al pasado: al ascenso a Primera y lo que vino después. “Sin dudas, este ha sido un año inolvidable, pero también hemos disfrutado de un ciclo de dos, dos años y medio, exitoso en el que hemos vivido cosas importantes a nivel personal, grupal, institucional y, por supuesto a nivel nacional”, comenta orgulloso uno de los iconos de un “Decano” cuya agenda deportiva no le permite anclarse en melancolías. Hoy ya es turno de enfrentar a Chacarita, a las 14.05, por la Superliga en el Monumental. Y pasado mañana enfrentará nuevamente a Independiente, pero esta vez por los 16avos. de final de la Copa Argentina, en Mendoza.

“Y no, no es revancha, es otro partido, uno nuevo. Igual, lo que debe preocuparnos hoy a nosotros es Chacarita. Necesitamos sumar de a tres, para así acercarnos a nuestro objetivo”, se mete en la conversación Rodrigo Aliendro. “No queda otra que levantar la cabeza y apuntarle al campeonato, sumar la mayor cantidad posible de puntos”. Si bien Aliendro habla de la permanencia, de lo que Atlético debe hacer para mantenerse en la elite, su corazón le pide más. “Es que suena a poco hablar de jugar por mantenernos. Suena a poco, pero no lo es. Tenemos que ser realistas. Lo que pasó, fue maravilloso”.

Avanzar. Eso es lo que Lucchetti y el resto del grupo se propusieron nuevamente. “No tenemos que quedarnos con lo hecho. Tenemos que tratar de seguir mejorando, de que las participaciones en las copas no sean sólo hechos históricos aislados para el club. Repetir o mejorar lo que se hizo, que no es fácil, es la idea. Es el sueño que tenemos todos”, explica el ídolo mendocino.

Soltar... Guillermo Acosta todavía juega la eliminatoria con el “Rojo” en su cabeza. “Es que cuesta un montón despegarse. Da bronca haber perdido un partido así. Tuvimos la clasificación desde los 12 pasos, pero no se pudo”, habla todavía en trance “BB” y suspira ante el deseo de uno de sus capitanes, Lucchetti: “ojalá que este haya sido el comienzo de un Atlético jugando muchos torneos internacionales”. “Sí, por lo pronto ahora tenemos que estirar el primer objetivo, que es ‘salvar la categoría’. Si lo conseguimos, vendrán cosas muy lindas”, agrega el de Banda del Río Salía, que hoy alentará desde las gradas.

Y así, en medio de sensaciones desencontradas, Atlético empieza hoy a escribir una nueva etapa. Irá en busca de todo lo que catalogó hasta hace unos días como “histórico”. “Que jugar torneos internacionales no suene a utopía”, insiste Lucchetti, el más representativo de un “Decano” dispuesto a construir los cimientos de un nuevo ciclo de éxitos a partir de una primera alegría. Y ella vendrá si hoy le gana a Chacarita.

Comentarios