Pablo Iván Ríos expondrá en el Salón de París

El artista plástico fue seleccionado para participar del histórico concurso. Los “autos” del pintor tuvieron amplia difusión.

02 Dic 2015
1

“CHANCHULI Y LAS ESTRELLAS”. Esta será una de las pinturas de Pablo Ríos que se exhibirá en Francia.

Místico en sus reflexiones, trabajador incansable con la tela en blanco y un jugador de enganche los sábados en alguna canchita de barrio.

Casi nadie puede objetar la pintura de Pablo Iván Ríos, y por el contrario, entre sus propios colegas recibe elogios. Sus autos de colección se han adquirido por decenas, a fuerza de días en los que pinta hasta 12 horas seguidas; en sus obras, la condición humana es el tema dominante, a través de un paisaje simbólico que remite al mundo de la ficción.

El “Negro” Ríos fue seleccionado para participar en el histórico Salón de París, ciudad a la que partirá la semana que viene; un lugar al que, hasta donde se conoce, ningún tucumano accedió.

Mientras conversa con LA GACETA, Ríos recuerda el barrio en primer lugar (donde todavía juega al fútbol) y después la Facultad de Artes: “Pienso en los barrios orilleros donde sobreviví, la casa de doña Negrita que me daba de comer en Barrio Vial y pienso en París, y sé que la Facultad de Artes ha sido un oasis para mí: los amigos más fuertes y las herramientas que buscaba las encontré o en sus clases o tendido en el patio”, comenta, mientras exclama “¡París… y el Louvre!”.

“Siento que la pintura es una dimensión terrible. Un yermo árido al cual se puede ingresar con un montón de mecanismos, folletos y mapas para sobrevivir. Pero al final todos terminamos desnudos en él: los falsos, los envidiosos, los traidores, los entusiastas, los fervorosos, los débiles y los astutos, todos muestran la cara tarde o temprano. Y todos sabemos quién es quién y cuál es su pecado. No sobrevive casi nadie. Y más aún: lo pide todo. A mí me tocó dejar amores y odios, pasar hambre, desilusiones, desencantos, alegrías, euforia. Y sólo te sostiene la Fe. Pero al final hay recompensa”, reflexiona con un cargado misticismo ante una pregunta.

La elección

Ríos entró al Salón de Bellas Artes de París con una serie de pinturas, en un evento que se realizará entre el 17 al 20 de diciembre. “Por supuesto que aprovecharé para llevar más obras y tomar contacto con galeristas allá. Elegimos enviar a este Salón porque está entre los más sobresalientes y que representaban un desafío para crecer, nos parecía el de más rédito. Dejamos de lado uno muy importante en Japón y nos jugamos. Para ello enviamos cinco fotos de trabajos de diferentes momentos de los últimos dos años. En septiembre recibimos un mail vez firmado por Michel King, presidente del Salón, diciéndonos que la obra había sensibilizado al jurado de selección y a él personalmente, y que había sido aceptado. Además, nos hizo saber que él mismo bregó para una suerte de beca para que las cosas me sean más fáciles”, relato el artista a este diario. .

“No sé qué hay de premio, nos fijamos en la envergadura del salón y en la repercusión en mi carrera. Tampoco me puse a pintar exclusivamente para ello: mandamos trabajos elegidos entre los muchos que vengo pintando. Se dice que hay algo de dinero y que también hay otro premio que tiene que ver con el honor que implica grabar tu nombre en uno de los pinceles de Puvis de Chavannes. Qué sé yo. Vamos a seguir hasta donde nos lleve la gran mano que nos está empujando”, reflexiona el pintor.

Historia

En 1899, tres grandes artistas como Puvis de Chavannes, Auguste Rodin y Ernest Miessonier, crearon la Societé Nationale de Beaux-Arts, llamada el Salón también. Pero en rigor, los antecedentes del salón deben buscar en 1673, cuando la Academia de Bellas Artes celebró su primera exposición en el Louvre, pero fue en 1725 cuando, también en el Louvre, comenzó a difundirse como el Salón, donde se exponían pinturas desde el suelo hasta el techo y sobre cualquier espacio posible. Cuando comenzaron los rechazos fue cuando se dividió la organización, y así fue como Rodín, Puvis de Chavannes y otros organizaron esta exposición como se la conoce en la actualidad.

Comentarios