La familia de la trans Pamela Moreno pide que el crimen sea investigado como femicidio

Marcharon por calles de La Banda para reclamar justicia. El único detenido quedó libre y la policía detuvo a cuatro travestis. Denuncian presiones policiales.

12 Ene 2015
1

BRUTALIDAD. A Pamela la encontraron agonizando a la vera de la ruta 34, en La Banda. FOTO DIARIOPANORAMA.COM

SANTIAGO DEL ESTERO.- El asesinato de Pamela Moreno -una joven transexual encontrada agonizando en una ruta santiagueña, luego de haber sido brutalmente golpeada y atropellada con un vehículo- es un crimen de odio, sostiene su familia.

Pamela tenía 24 años y hacía poco había cambiado su DNI con su identidad autopercibida, como lo establece la Ley de Identidad de Género. A poco más de un mes del crimen, y sin detenidos ni sospechosos firmes, su familia y la Federación Argentina LGBT (FALGBT), piden que el caso sea investigado como femicidio. El viernes realizaron una marcha por las calles de La Banda.

El 3 de diciembre, la joven fue hallada a la vera de la ruta 34 en Santiago del Estero. Estaba golpeada y en su ropa había rastros de neumáticos: un auto le había pasado por encima dos veces.

“No quiero que mi hija sea un asesinato más que quede impune”, dijo Sandra Gómez, su madre, según una nota publicada por el portal "Infojus Noticias".

Pamela era peluquera, estaba de novia y por las noches se prostituía. Hasta el jueves, el ingeniero Alberto Bonfante era el único detenido. Los testimonios de sus amigas y compañeras en situación de prostitución apuntaron a él. Según tres de ellas, la madrugada del 3 de diciembre Pamela se subió al auto de Bonfante en la intersección de calle Garibaldi y Moreno.

El hombre estuvo preso durante un mes pero esta semana el juez Raúl Santucho resolvió su liberación. La causa, que lleva adelante la fiscal Norma Morán, dio un vuelco inesperado.

El jueves la policía de Santiago del Estero detuvo a cuatro travestis que están aprehendidas en distintas dependencias policiales de La Banda, acusadas de encubrimiento y obstrucción de la Justicia.

Se trata de Sheila Ana María Rodriguez, Marisol de los Ángeles Brandán, Juan José Juárez y Luciana Micaela Martinez. Según un comunicado de FALGBT las detenciones son una grave persecución judicial y policial a las testigos del caso. Desde ese organismo alertan sobre presiones de parte de autoridades policiales y judiciales de la provincia que podrían terminar consagrando la impunidad ante tan grave crimen.

“No se entienden qué está pasando. Las cuatro personas que detuvieron ahora se prestaron para declarar en su momento y ahora las acusan de encubrir. Hay que entender que las chicas trans siempre tienen conflicto con la policía, entonces cuando llegan a preguntarle sobre este caso tienen miedo”, explicó a Infojus Noticias Luisa Lucía Paz, la referente de Asociación Travestis Transexuales Argentinas (ATTA) de Santiago del Estero.

Las organizaciones que acompañan a la familia reclaman que el caso sea tratado e investigado como un femicidio, la figura incorporada en noviembre de 2012 . “Hablamos de femicidio porque cuando se incorpora esta modificación del Código Penal se agrega que la pena es para quien matare ´por placer, codicia, odio racial, religioso, de género o a la orientación sexual, identidad de género o su expresión´”, explicó a esta agencia Flavia Massenzio, la primera defensora de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales de América Latina.

En Esta Nota

Santiago del Estero
Comentarios