El riego por goteo en caña de azúcar potencia los rindes - LA GACETA Tucumán

El riego por goteo en caña de azúcar potencia los rindes

29 Ago 2014
1

TENDENCIA. El goteo enterrado en caña va ganando terreno en el mundo.

Las experiencias del cultivo de la caña de azúcar han demostrado que los rendimientos son influidos positivamente con la aplicación de agua y fertilizantes en forma continua. Por eso, para la obtención de los máximos rendimientos, este cultivo debe ser, en todos los países, sujeto de irrigación y, de esa manera, la plantación pueda manifestar todo su potencial, remarcó Norberto “Michi” Uner, técnico de Netafim, empresa fabricante de sistemas de riego en Israel.

El especialista comentó algunos aspectos del riego en caña, como anticipo de la disertación que hará el lunes 8, en nuestra provincia.

El riego por goteo en caña de azúcar en el mundo es bastante importante con superficies proyectadas durante 2013, que llegaron a más de 60.000 hectáreas, en India; 42.000 en Sudáfrica, y 35.000 en Hawai.

“En América Latina se proyectaron 66.000 hectáreas, de las cuales 14.830 corresponden a Brasil, 14.800 a Perú, 12.000 a Honduras, 11.000 a México, 3.500 a República Dominicana y 2.500 a la Argentina, además de superficies importantes en otros países americanos como Colombia, Nicaragua y Guatemala”, remarcó Uner.

El especialista afirmó que el manejo agronómico del riego no debe estar desconectado de la fertilización del cultivo, pues es el agua es el medio que lleva los fertilizantes hasta las plantas.

Al hablar sobre el equipo de riego propiamente dicho, Uner manifestó que el riego por goteo en la caña de azúcar, en casi su totalidad, es un sistema en el que las regantes (mangueras con goteros) o tuberías de goteo están enterradas a una cierta profundidad y a una distancia de las hileras, que varía según el marco de plantación utilizado.

“La planificación de un diseño hidráulico, en donde las tuberías de goteo serán enterradas, se compone de un diseño hidráulico normal que comprende todas las reglas y consideraciones que se deben tomar en cuenta en cualquier diseño hidráulico planificado para riego por goteo, como filtración, pérdidas de presiones, velocidades del torrente hidráulico en las tuberías conductoras y distribuidoras, diferencia máxima de caudales, válvulas de aire, reposición de lámina diaria máxima en el ciclo de cultivo, entre otras”, remarcó el experto.

Apuntó que existen también consideraciones especiales para el goteo enterrado como válvulas anti vacío en las tuberías distribuidoras, sistema de lavado de los laterales, distancias más cortas entre goteros y filtros de control en casos necesarios.

Finalmente, Uner señaló que el riego por goteo en la caña de azúcar puede estar a disponibilidad de cualquier productor sin importar el nivel de preparación intelectual o profesional, pero debe ser acompañado siempre de una capacitación técnica y agronómica del manejo del equipo, para lograr los mejores rendimientos en una determinada zona productora.

Temas

Tucumán
Comentarios