Un sospechoso por el caso AMIA

Un libanés que sería recaudador del Hezbollah y financista del ataque a la mutual israelita, fue extraditado a Paraguay.

18 Nov 2003
1

Assad Amhad Barakat es trasladado al avión.

Asunción.- Assad Ahmad Barakat, un libanés que escapó del Paraguay, fue detenido en Brasil y está en la mira de la Justicia argentina por el atentado a la AMIA. Llegó ayer extraditado a Asunción, según confirmaron las autoridades locales.
Barakat está señalado como presunto recaudador de fondos para la organización fundamentalista islámica Hezbollah.En agosto último, el diario "ABC Color" afirmó que Barakat está en la mira del juez Juan José Galeano en relación con el atentado que sufrió la sede de la AMIA en 1994, y que causó 85 muertes. El juez Galeano sospecha que Barakat podría ser uno de los que financiaron el atentado. En allanamientos realizados en Ciudad del Este -en la Triple Frontera-, en un local comercial perteneciente a Barakat, fueron encontradas señales que supuestamente probarían sus vinculaciones con Hezbollah, señalaron entonces los informes. Los fiscales y policías intervinientes mencionaron el hallazgo de giros por más de U$S 1 millón y estampitas con fotografías de niños supuestamente "mártires" en la lucha contra Israel, utilizados para la recaudación de fondos, entre otras cosas. Los allanamientos se realizaron después de los atentados del 11 de setiembre de 2001 en Nueva York y Washington. En esa oportunidad Barakat se trasladó a Brasil.
Su extradición al Paraguay fue concedida por la Justicia brasileña, pero Barakat solicitó la figura de refugiado para evitar su venida al Paraguay, lo que le fue denegado. (Télam-SNI)