Se detectó la enfermedad Mancha Ojo de Rana en cultivos de soja

Los reportes citan a Monte Maíz, Ordoñez, Marcos Juárez y Monte Buey, en Córdoba, en Venado Tuerto, Santa Fe, y en Graham, en Buenos Aires. Las condiciones son ideales
Compartir

Técnicos y productores comenzaron a reportar lotes de soja con la presencia de la enfermedad "Mancha Ojo de Rana" (Cercospora sojina). Esta enfermedad trajo aparejados graves problemas sanitarios y cuantiosas pérdidas en las campañas 2009 y 2010. La recomendación es monitorear y de ser necesaria realizar aplicaciones tempranas de fungicida.
Como muchos técnicos presagiaban, la "Mancha de Ojo de Rana" está de regreso. Los primeros lotes con la enfermedad se han reportado en Monte Maíz, Ordoñez, Marcos Juárez y Monte Buey de la zona sur y sureste de Córdoba, en Venado Tuerto en Santa Fe, y en Gaham, en el Norte de la provincia de Buenos Aires.
Esta enfermedad requiere temperaturas de entre 15°C y 35°C, períodos de alta heliofanía, humedad relativa por encima del 81% y precipitaciones frecuentes que generan horas de mojado del canopeo por encima de lo normal.
En la campaña 2009/2010 tuvo una aparición explosiva en gran parte del área sojera argentina de la Pampa Húmeda, llegando a reducir fuertemente el rinde, con pérdidas de hasta 1.500 kg/ha y afectando la calidad de la semilla.
La perspectiva climática para esta campaña muestra altas probabilidades de lluvias superiores a las normales en la Pampa Húmeda. Esta situación, como en tres campañas atrás, genera condiciones que predisponen la evolución de la enfermedad y otras como "Septoria" o "Mancha Marrón" (Cercospora kikuchii).
Los técnicos de Syngenta recomiendan realizar el monitoreo temprano de los lotes, consultar a un técnico ante la detección de la enfermedad y, de ser necesario, efectuar la aplicación del fungicida Geyser con los primeros síntomas, aún en estado vegetativo.
Llegado el estado reproductivo, si ocurriera una nueva reinfección, la recomendación es aplicar el fungicida Amistar Xtra en la dosis indicada.
Es importante recordar que los controles tempranos aseguran un control eficiente de la enfermedad, lo que impactará positivamente en los rindes y permitirá un manejo más eficiente del cultivo.

Etiquetas de esta nota
Más como esto