Crónicas

Un viajero que comparte su rock en las peatonales tucumanas

Con sus interpretaciones, Ezequiel Gil le transmite alegría a la gente.
21 Oct 2016
El viaje comienza con "Sultains of swing" de Dire Straits, siguiendo por "Imagine" de John Lennon y termina con "Johnny B. Goode" de Chuck Berry. El ritmo va variando, pero la guitarra de Ezequiel Gil siempre suena y atrapa a grandes y chicos que pasan por las peatonales del centro tucumano.
"Yo viajo por el mundo y mi repertorio es variado. Lo hago porque siento que es una parte de mi misión en la vida. Siento que vine a contagiar valores y a transmitir alegría. La música es un medio para llegar a eso", le comenta el músico callejero a LA GACETA.
El rock siempre es el que pisa fuerte a la hora de los espectáculos que realiza mientras los tucumanos caminan apurados buscando quién sabe qué. Sin embargo, Gil es pura improvisación: "al reportorio lo elijo en el momento. Siempre trato de tocar un tema originario de donde voy por una cuestión de respeto".
El show de Ezequiel finaliza con una canción dedicada a este medio, mientras que los curiosos se siguen acercando para pedir una más.

El viaje comienza con "Sultains of swing" de Dire Straits, siguiendo por "Imagine" de John Lennon y termina con "Johnny B. Goode" de Chuck Berry. El ritmo va variando, pero la guitarra de Ezequiel Gil siempre suena y atrapa a grandes y chicos que pasan por las peatonales del centro tucumano.

"Yo viajo por el mundo y mi repertorio es variado. Lo hago porque siento que es una parte de mi misión en la vida. Siento que vine a contagiar valores y a transmitir alegría. La música es un medio para llegar a eso", le comenta el músico callejero a LA GACETA.

El rock siempre es el que pisa fuerte a la hora de los espectáculos que realiza mientras los tucumanos caminan apurados buscando quién sabe qué. Sin embargo, Gil es pura improvisación: "al reportorio lo elijo en el momento. Siempre trato de tocar un tema originario de donde voy por una cuestión de respeto".

El show de Ezequiel finaliza con una canción dedicada a este medio, mientras que los curiosos se siguen acercando para pedir una más.