El arquero de Marruecos evitó la caída en el debut

24 Noviembre 2022

Un duelo bastante entretenido, que no pasó del cero. En la apertura del grupo F, Croacia y Marruecos protagonizaron un verdadero partidazo, pero la falta de precisión para terminar las jugadas y el gran desempeño del arquero marroquí Bono, llevó a que ambas selecciones repartan puntos.

Durante los primeros minutos, Marruecos le generó mucho peligro al subcampeón de Rusia 2018, con las subidas del lateral del PSG Achraf Hakimi. Sin embargo, rápidamente hubo respuesta de Croacia, que hizo hasta lo imposible para marcar, con los remates de larga distancia de Ivan Perisic.

La más clara para el conjunto croata se dio sobre el final del primer tiempo. Nikola Vlasic remató al medio y el balón terminó siendo tapado sin problemas por Bono.

Pese a eso, la embestida de Croacia siguió y en tiempo cumplido, una serie de rebotes le permitió a Luka Modric sacar un fuerte remate, que se fue por arriba del travesaño.

En la segunda mitad llegó la contra de Marruecos, que quedó muy cerca de poner el 1 a 0, tras un excelente tiro libre de Hakimi, que pudo desviar el arquero Dominik Livakovic, con sus puños.

Luego de esa jugada peligrosa, todas las pelotas divididas fueron para los dirigidos por Zlatko Dali, que siguieron intentando con llegadas al área, pero que no marcaron mucha diferencia. Al final, el cotejo estuvo bastante trabado, a pesar de algunas buenas intervenciones del arquero del Sevilla, que nació en Canadá, pero defiende los colores del país marroquí.

Otras de las curiosidades en este encuentro fue el debut del árbitro argentino Fernando Rapallini, que sacó solo una amarilla.

De esta manera, ambas selecciones se quedaron con la espina de ganar y buscarán su primera victoria el próximo domingo.

Comentarios