José Luis Chilavert: “El fútbol argentino está muy deteriorado" - LA GACETA Tucumán

José Luis Chilavert: “El fútbol argentino está muy deteriorado"

El ex arquero compañó a Nicolás Campisi, refuerzo “decano”, en sus primeros días en la provincia; aprovechó su estadía para conocer el estadio Monumental.

15 Ene 2022 Por Daniel Alfredo Coronel
2

SELFIE. “Chila” se fotografió junto a Gabriel Díaz (colaborador de Atlético) en el José Fierro. El arquero también conoció Yerba Buena y varios puntos de Capital.

Discutido y apoyado por el público, casi siempre polémico. Enemigo declarado de la Conmebol. Sin filtros. Sin grises. Así es José Luis Félix Chilavert. En su época como jugador supo brillar en Vélez y la selección de Paraguay; hoy sigue ligado al fútbol y los caminos de la vida lo condujeron hasta Tucumán. Acompañó al refuerzo de Atlético, Nicolás Campisi, y aprovechó los días para recorrer la provincia. Quedó maravillado con las empanadas y el pie de cerro tucumano, y una pausa se prestó a dialogar con LG Deportiva

- ¿Te gusta más el fútbol dentro o fuera de la cancha?

- El fútbol es lindo dentro o fuera, lo interesante es saber manejarse bien en este ámbito, no es fácil. Cuando uno tiene la oportunidad en el mundo de este deporte hay que aprovecharlo bien. Siempre le digo a los chicos que primero deben estudiar, luego practicar el deporte que a uno le guste. Yo soy un agradecido del fútbol, porque gracias a este deporte tengo todo en mi vida.

- ¿Tenés nostalgia del pasado?

- No, para nada. Dios nos dio esa virtud para jugar al fútbol y soy un agradecido por todo lo que conseguí. Yo creo que dejé un legado en el puesto del arco y lo que me llena de orgullo es que todo lo logré con sacrificio, trabajo. Nadie me regaló nada. Nostalgia no tengo, sí recuerdos bonitos.

- ¿A qué se debió tu éxito deportivo?

- Cuando empiezas a competir profesionalmente, uno quiere ganar, pero no todos tenemos el privilegio de haber logrado todo. A mi carrera deportiva le faltó solo ser campeón del mundo con Paraguay, estuvimos cerca en Francia 98. Yo soy un agradecido de la vida, porque practiqué un deporte muy lindo. Nací en una cuna muy pobre, y eso también sirve de ejemplo para mucha gente. Se puede, pero los chicos tienen que saber que el camino será difícil.

- ¿Qué hacés para seguir ligado al deporte?

- Doy charlas de liderazgo y motivación para niños en Paraguay. Trabajo con 160 médicos de todas las áreas, fundamentalmente las que más necesita la gente de los sectores más humildes de mi país. Ellos brindan atención gratuita para la gente que no tiene acceso a la salud, y yo les doy charlas a sus hijos. Hago mucho foco en la educación y después en el deporte. Eso hay que inculcar siempre a la gente pobre, porque yo veo que en toda Latinoamérica hay mucha deserción escolar que se transforma en mayor cantidad de analfabetos. Los niños de ahora son el futuro del país.

- ¿Por qué lo haces?

- Si uno tuvo la hermosa oportunidad de llegar al éxito, y tiene la posibilidad de ayudar a los demás, tiene que hacerlo. Yo me siento un privilegiado, tengo solidez económica, tuve éxito deportivo. La fama existe, pero hay que saber manejarla, porque todos somos personas comunes y corrientes. Hay un refrán de los indios guaraníes que dice: “todos nos vamos al sarcófago de madera, teniendo o no teniendo plata”. Eso lo tengo presente siempre.

- ¿Por qué no das entrevistas?

- Estoy en una disyuntiva de si me meto en la política de mi país o no en el 2023, entonces decidí no hablar con la prensa. Todo el mundo quiere saber qué está haciendo uno, por eso los esquivo. Pero ojo, a la gente la respeto. Cuando me piden fotos o autógrafos no tengo drama. Recibir el cariño de la gente es un privilegio.

- ¿Cómo ves el fútbol sudamericano?

- Creo que está mal manejado, por eso mi lucha contra la Conmebol. Peleo contra un sistema corrupto y perverso, todos los días vemos que nuestros clubes están más pobres y los dirigentes más ricos. Debe ser al revés, en Europa los clubes son los ricos. Me gustaría que Sudamérica cuente con estadios lujosos, que los contratos de los jugadores sean buenos, pero si los clubes son pobres no se puede.

EN TUCUMÁN. Campisi y Chilavert llegaron juntos, el ex arquero es asesor del grupo empresario que maneja a Campisi. la gaceta / foto de Inés Quinteros Orio

- ¿Te sentís solo en tu lucha?

- No sé si solo, yo sé que mi voz pesa, que molesta. Le hice una denuncia al presidente de la Conmebol (Alejandro Domínguez) en Paraguay, por ahí aquí en Argentina no tiene mucha notoriedad, porque la mayoría de los periodistas están ‘aceitados’, como allá en Paraguay. Lo denuncié por evasión fiscal, lavado de dinero, asociación criminal y lesión de confianza. También lo denuncié en la Embajada Americana. Estos personajes de la Conmebol son peores que los que están presos. Por eso es mi lucha. Mis valores no tienen precio.

-¿Te gusta confrontar o es un personaje que creaste?

- Yo hago respetar los derechos de uno. La mugre de la política lamentablemente se metió en el fútbol y así lo estamos matando. Un niño con condiciones que tiene la ilusión de jugar, ya desde inferiores sufre. Pasa que los que son hijos de amigos tienen muchos beneficios. Por ahí ese chico humilde con mayor virtud no tiene lugar y muchos quedan afuera. Yo con 13 años me fui a probar a un club y a los 20 minutos el entrenador me dijo: “tengo miles como usted, no venga más. No me haga perder mi tiempo”. Eso les pasa a muchos ahora, pero por otras influencias. Existen muchas injusticias, lo fundamental en esto es que el fútbol se nutre gracias a los chicos que nacen en lugares humildes y son los que menos posibilidades tienen. Sueño con que se construyan miles de canchas en toda Sudamérica.

- ¿Qué sabés de Atlético?

- Me encanta la estructura que tiene, ahora que lo conocí desde adentro todo es diferente. Es un club muy sólido, aunque a veces también se necesita una dosis de fortuna, esto es así. Soy un convencido que esta clase de equipos ayudan mucho al fútbol argentino.

- ¿Cómo ves al fútbol argentino?

- Lo veo muy deteriorado. Nosotros vimos por televisión como trataron a Ferro en las finales. Pregúntense porque no hay VAR en Argentina. De todas maneras, después hay que manejarlo bien. La tecnología llegó supuestamente a aportar transparencia, pero en varios países está mucho más sucio. En el fútbol debería ganar el mejor, no solamente el más poderoso.

- ¿El fútbol de antes era mejor?

- Era más honesto y se jugaba diferente. En Paraguay la tecnología no ayudó a transparentar, lo contaminó mucho más.

- ¿Cómo te gusta que te recuerden los hinchas?

- Estoy orgulloso de tener mi estatua en Casablanca (estadio de Vélez), ojalá dijeran siempre “Chilavert dejó un legado, fue un adelantado”. Fui el primero en saber jugar con los pies, salir fuera del área, patear penales, tiro libre. Hoy por hoy es muy difícil que alguien repita lo que yo hice.

- ¿Qué clase de arquero tiene Atlético con Campisi?

- Es un arquero sobrio, con mucha personalidad. Manda muy bien, tiene características similares a “Dibu” Martínez.

- ¿Te gustaría que el Mundial se juegue cada dos años?

- Está bien, jugar cada dos años estaría bueno. El interés de la Conmebol es lo que no beneficia, pero creo que creceríamos y se generarían más recursos, el tema es el reparto que se le da a esos ingresos después. Mientras sea honesto, creo que sería muy bueno para el fútbol.

A la espera
El “Decano” sigue esperando que se defina la situación de Federico Andrada o Javier Toledo para sumar un delantero. En las últimas horas de ayer circuló un rumor de que Lanús vendría a la carga por Jonathan Cabral.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios