Reservas en problemas: el cepo afecta a todos los viajes que se hagan al exterior

Casi sin reservas en el Banco Central, el Gobierno intenta frenar la fuga de dólares.

27 Nov 2021 Por Marcelo Aguaysol
4

El Banco Central de la República Argentina TÉLAM. (ARCHIVO)

No hay demasiado margen de maniobra. Las reservas del Banco Central están prácticamente agotadas. De otra manera no se explica los motivos que llevaron al Gobierno nacional a ponerle un cepo al turismo y a los viajes al exterior justo antes de iniciarse las licencias anuales porque la entidad monetaria no tiene los dólares suficientes para atender los gastos que los argentinos realicen fuera del país. Otro tanto se complementa con la disposición oficial que obliga a los bancos a venderle al BCRA las tenencias en dólares de tal manera de engrosar aquellas reservas en momento en que la gestión del presidente Alberto Fernández debe pagarle un vencimiento al FMI. La profundidad del problema cambiario depende de la óptica en que se la mire. Por ejemplo, el organismo que preside Miguel Pesce ha informado provisoriamente ayer que las reservas han cerrado la semana en U$S 42.144 millones. Pero ese dato es sólo estadístico. Hay consultoras que estiman que las reservas líquidas giran en torno de los U$S 800 millones. Otras que, directamente, sostienen que están en terreno negativo.

En tanto, el Grupo de Estudios de la Realidad Económica y Social (Geres) señalaban que las reservas netas del BCRA se ubicaban, hasta la semana pasada, en U$S 6.540 millones, incluyendo el efectivo, la tenencia de oro (U$S 3.697 millones) y un saldo de los DEG (derechos de giro) enviados este año por el FMI, de U$S 2.033 millones.

El cepo al turismo es una de las caras visibles de la fragilidad que exterioriza el Central frente a la falta de divisas externas. La otra se vincula con la disposición emanada de su directorio para que los bancos bajen del 4% al 0% la Posición Global Neta de moneda extranjera que tengan desde el miércoles que viene. El BCRA obligará a la mayoría de las entidades que le vendan sus dólares. Según Natalia Motyl, economista de la Fundación Libertad y Progreso, todas estas medidas son la misma historia de siempre: frenar el drenaje de divisas y que, excepcionalmente, en 2020 se redujo por efecto de la pandemia del coronavirus. “Esta drástica decisión no es más que uno de los tantos parches que el Gobierno le pone a sus políticas económicas y que no solucionan el problema de fondo”, indicó a LA GACETA. Según Motyl, el BCRA se quedó sin poder de fuego, con reservas netas que, de acuerdo con sus cálculos, se encuentran cerca de los U$S 5.647 millones y los de rápida disponibilidad -sacando de esa cuenta al oro y a los DEG- están en U$S 1.905 negativos. El peligro, acota la especialista, es que se queda sin la espalda suficiente para enfrentar una eventual corrida cambiaria. “Más allá de que van a entrar divisas por la cosecha del trigo hacia fin de año, esos agrodólares no serán suficientes porque el Gobierno deberá pagarle el mes que viene al Fondo U$S 1.800 millones y otros U$S 700 millones en enero”, advierte. Motyl sostiene que eso encenderá las luces de alarma ante la falta de políticas de largo plazo en una economía atrofiada. En este contexto, agrega que los argentinos no tienen amor al dólar, porque lo ven como un activo más seguro, sino pánico al peso, cuyo valor se deteriora diariamente debido a la inyección permanente de papelitos de colores, vía emisión.

En su cuenta en Twitter, el economista Nicolás Cachanosky, plantea: “¿Los límites de tarjeta alcanzan para compra de pasajes en una cuota?” “Una persona podrá pagarse un pasaje, pero si quiere viajar al exterior con su familia, tal vez no le de el límite”, responde ante la consulta de LA GACETA. Según el experto, no se puede aplicar parches sobre parches para no reconocer el problema de fondo. “En economía no hay magia. O regulás por cantidad o por precios. No quisieron devaluar antes de las elecciones; tampoco después. Por eso no les quedó otro camino que ajustar el cepo para frenar la salida de dólares a través del turismo”, explica.

Agrodólares salvadores

Guido Lorenzo, director ejecutivo en LCG Consultora (Labour Capital & Growth) comparte con sus pares la idea de que el BCRA está mostrando, en la actualidad, la frágil situación que se encuentra en términos de reservas. “El Central posee el equivalente al 0,2% del PBI en reservas netas (que virtualmente es igual a cero), cuando en otros países de la región ese porcentaje es mayor a 10 puntos”, compara. Esa es la exteriorización de las dificultades que tiene la Argentina para acumular divisas y, además, sostener el gasto público, pese a que la balanza comercial sigue siendo positiva. ¿Qué caminos le quedan a la Argentina para reconstituir las reservas internacionales?, le consulta LA GACETA. “Dado que no puede hacerlo a través de endeudamiento, para acumular reservas lo tendría que hacer de un modo genuino, es decir, con el balance comercial que ayude a compensar las divisas que se van por pago de deuda, de intereses o de servicios”, responde. El economista afirma que, mientras tanto, el Gobierno apela a medidas restrictivas para que no se vayan los dólares del país. “Ahora tiene la suerte de que se ingresa en una época del año en el que arranca la cosecha fina y se espera que entre diciembre y mayo del año próximo haya algún respiro para acumular dólares que, en el segundo semestre se pierden, como está sucediendo ahora”, indica. Y finaliza: al país le costará mucho recomponer las reservas. Deberá engrosar el superávit, lo que significa importar menos que atenta contra el crecimiento, o exportar más. Esto último no es tan sencillo porque dependerá de mejores precios externos o del aumento en las cantidades a exportar, cosa que también es difícil si se tiene en cuenta que el clima de negocios en la Argentina no es el más favorable para hacerlo.

¿Cómo se componen las reservas?

De las reservas internacionales del Banco Central, U$S 20.369 millones (casi la mitad) corresponden al Swap de China.

Las reservas netas llegan a U$S 6.540 millones y se incluyen divisas, reservas en oro y Derechos Especiales de Giro vía FMI.

De acuerdo con los datos oficiales, otros U$S 12.018 millones de las reservas están relacionados con los encajes en dólares.

Alrededor de U$S 3.149 millones del total de las reservas están computadas como obligaciones con organismos externos.

Turismo: golpe a la actividad

El sector turístico fue, junto con hoteles y restaurantes, fue uno de los más afectados por las restricciones que surgieron con la pandemia de la Covid-19. La flexibilización ha permitido a los ejecutivos de estas actividades proyectar una mejora paulatina para sostener sus negocios. Sin embargo, la prohibición para vender paquetes turísticos al exterior, a través de financiación, ha sido una nueva estocada en momentos en que se proyectaban buenas ventas.
La Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (Faevyt), la Cámara de Líneas Aéreas en Argentina (Jurca) y el operador por internet Despegar exteriorizaron sus quejas ante las limitaciones para la venta en cuotas de pasajes y estadías. “Es una medida que impacta directamente sobre nuestro sector golpeando especialmente a las agencias más pequeñas”, alertaron en la Faevyt.
“Cuando pensábamos que ya no podía pasar nada más, nos encontramos con una decisión del Banco Central que impacta de lleno sobre las agencias de viajes y turismo”, puntualizaron sus ejecutivos.

Gabriela Cerruti: “no hay que meter miedo”

Luego de conocerse la medida del Banco Central que prohíbe a financiar en cuotas y con tarjeta los viajes al exterior, la portavoz presidencial Gabriela Cerruti aseguró ayer que se trata de una disposición “momentánea” que apunta a “encarar la negociación con el FMI”. Destacó que las reservas “están robustas” y acotó que la entidad va a monitorear la situación. Por otro lado, la portavoz llamó a la oposición a “no meter miedo” a la sociedad e hizo referencia a los dichos del diputado Mario Negri en contra de la medida. “No generemos miedo ni terror, no le digamos a la gente que no va a poder viajar más, no es así, vamos a poder seguir viajando”, dijo.

Javier Milei: una extraña devaluación

El diputado electo Javier Milei advirtió que la decisión de prohibir la venta de pasajes y alojamientos en el exterior en cuotas representa una “devaluación sin tocar el tipo de cambio”. Para el economista, con esta decisión “se va a destruir la inversión, se van a fugar capitales y se va a penalizar la actividad económica”. A su criterio, esa medida refleja “la falta de dólares” del BCRA. “Las reservas de libre disponibilidad, las netas, están en casi un terreno perforando lo negativo”, dijo. “Si seguimos con este modelo de déficit fiscal financiado con emisión, lo que se hace es alimentar el exceso de demanda de divisas”,  dijo.

¿Qué decisión tomó el Banco Central?

A través de la Comunicación “A” 7407, el directorio del Central prohibió a los bancos financiar en cuotas con tarjetas de crédito los viajes al exterior.

¿La medida afecta sólo al turismo?

Voceros del Central aclararon que también alcanza a los viajes que deban hacerse a otros países por cualquier motivo sea o no turístico.

¿A qué servicios afectará?

Alcanza a los pasajes y alojamientos internacionales y, además, impedirá los planes de pagos para viajar por la Argentina, salvo los de los programas “Ahora”.

¿Por qué se adoptó esta política?

Porque el Gobierno busca desalentar la compra de paquetes al exterior ya que, entre 2011 y 2020, sufrió un importante déficit comercial por cuenta turística.

¿Qué opciones tendrá un viajero?

Aquellos que quieran viajar al exterior, podrán abonar sus paquetes en efectivo o por transferencia bancaria.
También con tarjetas de débito y crédito en un pago.

¿Cuántos argentinos compraron dólares?

Sólo en octubre 762.000 personas compraron dólar ahorro, la cifra más alta de 2021. El récord previo era de diciembre pasado (851.000 individuos).

¿Y si no tengo margen?

Según el BCRA, los bancos y las tarjetas de crédito no van a poder ofrecer planes de cuotas. No obstante, hay entidades que ya ofrecen créditos personales.

¿Qué cantidad se movilizó?

Antes de las elecciones legislativas, la compra de dólares para atesoramiento totalizó cerca de U$S 137 millones en términos netos.

¿Qué otras alternativas hay?

El Gobierno nacional había recomendado pagar el mínimo de la tarjeta de crédito y refinanciar el saldo a la tasa de 43%, que fue fijada por el Central.

¿Qué decisiones afectarán a los bancos?

El Central resolvió que aquellas entidades financieras que tengan una posición global neta excedente de divisas, deberán  venderlas.  

¿Qué riesgos existen con esos esquemas?

La posibilidad de que el BCRA libere a los bancos para subir la tasa de refinanciación. Pagar el mínimo genera la acumulación de intereses. Una bola de nieve.

¿Por qué definió esa mecánica?

El objetivo, explicaron economistas, es defender el nivel de reservas, que estaría muy cerca de saldos netos negativos.

¿Qué pasa si ya compré pasaje al exterior?

La medida ha entrado en vigencia ayer. Por lo tanto, sólo alcanzará a las operaciones concretadas a partir de ayer mismo.

¿Cuánto pretende recaudar el BCRA?

A partir del miércoles, las entidades deberán adecuar su posición cambiaria, lo que permitiría una recompra  de dólares que rondaría los U$S 600 millones.

¿Cuándo expirará la medida?

Aunque la comunicación de la autoridad monetaria nacional no lo precisa, la vocera presidencial dijo que la medida será momentánea.  

¿Afectarán a los ahorristas?

Fuentes del sistema dejaron en claro que las divisas de las que deberán desprenderse son de los propios bancos y no afectan las tenencias de los ahorristas.

Comentarios