Caso Dominé: “Es difícil tener a estos asesinos al frente” - LA GACETA Tucumán

Caso Dominé: “Es difícil tener a estos asesinos al frente”

Tras las réplicas de los alegatos, los hermanos Quesada se expresaron y conmovieron a toda la sala. Además, dos de los acusados ya dieron sus últimas palabras.

26 Nov 2021 Por Santiago Re
3

ETAPA FINAL DEL JUICIO. Nicolás y Lucas Quesada (ambos a la derecha) y los abogados querellantes Nicolás Ruiz Belmonte y Patricio Char. LA GACETA / FOTO DE INÉS QUINTEROS ORIO

“Los reconocí, estoy al frente de quienes mataron a mi mamá. No tengo dudas de eso porque a mí me asaltaron junto a ella, a mí me quitaron a mi mamá”, indicó Lucas Quesada al expresarse por última vez antes de que se conozca la sentencia por el crimen de su madre, Ana Dominé. Se espera conocer qué determinarán los jueces Dante Ibáñez, Fanny Siriani y Diego Lammoglia sobre el futuro de seis acusados. Hay un séptimo que sería absuelto, ya que no se realizó acusación en su contra.

Si los procesos son duros para todas las víctimas, quizás para Lucas lo fue más por el hecho de haber presenciado con sus propios ojos el crimen de su madre. El joven a duras penas declaró el 9 de noviembre, día en que se iniciaba el juicio. Para él no existen dudas de que se trajo a juicio a los responsables del hecho. Ayer ratificó esa idea y recordó que reconoció a Cristian “Pety” Godoy, Federico “El Loco” Sánchez y a Edgar Visuara como participes del asalto y el homicidio.

“Es muy difícil para mí estar frente a esta banda de delincuentes y de asesinos. Pero por sobre todo, me da mucha bronca haber escuchado a tanta gente que vino a mentir sobre que estas personas no estuvieron allí, cuando yo las vi. De hecho, por centímetros no me mataron a mí también”, aseveró el hijo de la víctima, recordando la pericia que mostró que el recorrido del proyectil que acabó con la vida de Dominé pasó también muy cerca del testigo clave.

Entre lágrimas, Quesada concluyó: “solo espero que Dios los ilumine, jueces, y se haga justicia para que mi mamá descanse en paz. La sentencia sólo será en su memoria, porque de todas formas yo ya no la tengo para abrazarla ni para darle un beso”.

Nicolás Quesada, el hijo mayor de Dominé, siguió los dichos de su único hermano. “Ver la frialdad que tuvieron los falsos testigos duele mucho. Entendemos que tiene que ver con el trabajo de las defensas, y lo hemos respetado, pero igualmente es muy difícil escuchar que se ponga en duda lo que en los videos está clarísimo: hubo una banda organizada que preparó todo. Son las mismas motocicletas que intervienen todo el tiempo”, subrayó.

Luego agregó: “yo soy motociclista también, no vengan a decirme que por una lesión en el pie no pueden manejar una moto (por el acusado Exequiel Tous)”. “Nos arruinaron la vida y ahora vienen a decir que mi hermano miente”, finalizó Nicolás.

El caso

El 12 de septiembre de 2020 una banda de rompevidrios asesinó a Dominé para arrebatarle un bolso con la recaudación del día. El homicidio ocurrió en la esquina de Alem y Crisóstomo Álvarez, ante los ojos de Lucas Quesada. El joven señaló en rueda de reconocimiento a Sánchez, Godoy y Visuara como los agresores. Con el avance de la investigación fue detenido también el taxista Antonio Greco, que habría llevado a dos de los asaltantes hasta el lugar. Para esos cuatro acusados el fiscal Carlos Sale y el querellante Patricio Char pidieron la pena de prisión perpetua.

Examinando detalladamente los videos del hecho, la hipótesis indica que hubo dos motociclistas que tuvieron una participación secundaria. Los acusadores señalan que se trataría de Tous y de Sebastián “Hormiga” Quiroga. Finalmente, Brian “Hijo de Zenón” Leguizamón, sería absuelto. Se creía que podría haber aportado información a los autores del hecho pero esa teoría ya fue descartada por los acusadores.

Si Lucas Quesada pudo declarar tras el traumático hecho, y si su testimonio es considerado clave, es porque su hermano Nicolás lo sostuvo y acompañó en todo el proceso. Los hijos de Dominé llegaron al final de este juicio y hoy, tras 440 días, la Justicia se expedirá. Este caso es la primera gran causa compleja que se resolverá bajo el nuevo sistema judicial que había empezado a implementarse 11 días antes del hecho.

Réplicas y dúplicas: los acusadores y las defensas discutieron por última vez los argumentos

Se trata de uno de los pasos finales de cada juicio. Tras los alegatos, hubo un momento para la réplica y para que las partes discutan los argumentos finales. El bloque acusador (la fiscalía y la querella) sostuvo que el bloque defensivo (las cinco defensas -cada una es independiente-) sólo logró sembrar dudas en la investigación, pero que los testigos que ofrecieron los acusados fueron imprecisos y se contradijeron y que no probaron una teoría que aleje a los procesados del lugar de los hechos. A diferencia de la etapa de instrucción, no hubo chicanas esta vez en los cruces. Las defensas rechazaron a pleno esos planteos. Consideraron que la evidencia no es suficiente para arribar a una condena y que los acusados no tienen nada que probar porque el principio in dubio pro reo le favorece al acusado en caso de que existan dudas sobre su participación. Cada defensor intentó despreciar las pruebas que se erigen contra sus pupilos: las ruedas de reconocimiento, una pericia de ADN positiva, un informe de GPS, el secuestro de motos en las viviendas o el testimonio de una testigo que sería clave.

Últimas palabras: los imputados Federico Sánchez y Antonio Greco reiteraron ser inocentes

“Sostengo mi inocencia. He probado que trabajé hasta las 21 ese día, ¿cómo llegue al lugar el hecho en 10 minutos?”, señaló el imputado Federico “Loco Fede” Sánchez en sus últimas palabras. “Lamento mucho el hecho que tratamos, pero mi familia también sufrió mucho con mi detención. Soy el único sostén que tienen”, agregó.

Antonio Greco fue el segundo en hablar. “Soy inocente. Soy un laburante honesto como fue mi padre. Nunca pisé una comisaría ni por una contravención antes de todo esto”, aseguró el taxista. Al igual que había hecho en su primera declaración ante el tribunal que lo juzga, Greco criticó al jefe de Homicidios Diego Bernachi: “Nunca dije lo que ese comisario asevera que yo conté de manera espontánea. Yo no conozco a las personas que me nombraban”. También cuestionó su aprehensión. “Dijo que me arrestó cuando iba manejando y no es así. Me hicieron salir de mi casa con engaños y me esposaron”, juró.

Leguizamón se abstuvo de hablar. Hoy tendrán la oportunidad de expresarse los demás acusados: Cristian Godoy, Edgar Visuara, Sebastián Quiroga y Exequiel Tous.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios