En la primera parte del #TucumánDebate, chicanas contra el kirchnerismo y el macrismo

Durante la discusión libre se criticaron políticas ejecutadas por este Gobierno nacional y por el anterior, y las jubilaciones de privilegio de ex presidentes.

03 Noviembre 2021

Aun cuando no apelaron a un tono "de tribuna", los candidatos a senador en primer término por las cinco listas de Tucumán que compiten en las elecciones generales -Pablo Yedlin (Frente de Todos), Germán Alfaro (Juntos por el Cambio), Ricardo Bussi (Fuerza Republicana), Federico Masso (Frente Amplio de Tucumán) y Martín Correa (Frente de Izquierda y de los Trabajadores - Unidad)- sí se permitieron algunas chicanas.

En especial, durante el segmento de discusión libre -propuesto por la producción del programa de LGPlay Panorama Tucumano, para la última edición de #TucumánDebate-, los participantes pronunciaron cuestionamientos hacia los espacios que condujeron el país durante los últimos años: el kirchnerismo y el macrismo.

Una vez que los conductores, Carolina Servetto y Federico van Mameren, dieron bandera verde a los participantes, comenzaron los señalamientos a políticas ejecutadas y a actitudes tanto de la vicepresidenta, Cristina Fernández, como del ex presidente Mauricio Macri.

"En la Argentina hay cuatro millones de personas que cobran una jubilación de $ 25.000 por mes, cuando la canasta para la tercera edad está en $ 75.000. Mientras, Cristina Fernández cobra $ 2,5 millones por mes", acusó Correa.

Masso repitió la denuncia, y añadió: "hay que tener coherencia y sacar la hipocresía; el sábado, el ex presidente Macri reconoció que cobra $ 1 millón por mes de jubilación".

Alfaro cambió de tema. Dijo que los parlamentarios que resulten electos deberían conformar un bloque con sus pares de las provincias del NOA. "Debemos armar una alianza con Salta, con Jujuy, para proteger las economías regionales", propuso.

Luego, Yedlin volvió al formato de cuestionamientos contra el macrismo. "Fíjense lo que el Gobierno de Macri, que Alfaro defendió y defiende, destinó para obra pública en Tucumán: $ 750 millones. Nosotros, en dos años y con pandemia, $ 44.000 millones", señaló el diputado.

Antes, con la moderación de Servetto y de Van Mameren, los candidatos respondieron las tres preguntas que para este segmento había planteado la producción de "Panorama Tucumano".

¿Cree que deben modificarse los planes sociales, de qué manera y para quiénes?

Masso: Por supuesto, es una necesidad muy importante. Un millón de beneficiarios de "Potenciar trabajo" necesitan pasar al trabajo genuino, porque su ingreso de $ 16.000 no cubre la canasta básica alimentaria.

Correa: Los planes sociales son la confesión del fracaso de quienes nos han gobernado durante los últimos años en generar trabajo genuino. La izquierda exige un plan de industrialización, que se financie con los recursos que se liberarán al dejar de pagar la deuda externa, al dejar de entregarle plata a los bancos, y de terminar con la especulación financiera. Ahora, sin acceso al trabajo genuino, la asistencia para las familias es fundamental.

Alfaro: Antes que nada debemos estabilizar la economía,  y eso se hace desde el Congreso, impulsando leyes que dinamicen las economías regionales. Los planes sociales nacieron en un determinado contexto, como excepción, pero se transformaron en la generalidad. Debemos volver al aparato productivo.

Yedlin: Los planes sociales son un piso de contención social. Cuando asumió Néstor Kirchner había 2,3 millones de planes; cuando se fue Cristina Fernández, 250.000. El Gobierno de Macri triplicó este número, y no había pandemia. Hoy, hay más de más de un millon de planes, pero el presidente, Alberto Fernández, ya se está ocupando de que los beneficiarios puedan pasar al trabajo genuino, sin que pierdan el beneficio, y que los empleadores no paguen contribuciones patronales.

Bussi: La mala administración de la pandemia generó una crisis pavorosa. Y gracias a esto, casi el 50% de los argentinos está en la pobreza. Actualmente hay 20 millones de planes sociales -contando todos los planes-, y la pobreza no ha bajado. No se puede seguir insistiendo con esto.

¿Cree necesaria la eliminación de la indemnización por despido o una modificación en ese normativa?

Correa: La indemnización por despido es una conquista histórica de la clase obrera; estamos en contra de eliminarla. La oposición patronal cree que con su eliminación se van a generar puestos laborales; es un sinsentido.

Alfaro: Algunos confunden amor al trabajador con el odio al empleador. Ambos se necesitan, hay que terminar con esta dicotomia. Es necesario, después de la pandemia, eliminar la doble indemnización. Hay que generar para los empleadores las condiciones necesarias para que puedan invertir.

Yedlin: No creo que se deba avanzar con quitar derechos. Ahora, otro punto es la doble indemnización, que ya tiene fecha de vencimiento: el 31 de diciembre. Para que haya trabajo, la Argentina debe empezar a crecer.

Bussi: La Argentina vive una situación desfavorable, lejos  de los mercados de consumo. Hay que actuar con inteligencia. El país debe avanzar hacia el capitalismo. En esos países los jóvenes consiguen trabajo genuino, porque no están los "Moyanos"; allá trabajan.

Masso: Es un derecho de los trabajadores, y debe regir. Se debe avanzar en sacar de la precariedad laboral a millones de argentinos.

¿Impulsaría una reforma tributaria; en qué puntos avanzaría?

Alfaro: Por supuesto que se necesita una reforma tributaria. La argentina es uno de los países de mayor presión fiscal;  y Tucumán tiene la carga tributaria más alta. Hay que eliminar el sistema de multa, que castiga a las PYME.

Yedlin: La argentina necesita una profunda reforma tributaria que se haga más sencilla; más progresiva.

Bussi: El Estado se financia con los impuestos que paga la gente: a mayor Estado, mayor impuestos. Por eso pagamos tantos impuestos, en un Estado inmenso e inutil. Hay que facilitar la contratación de empleados.

Masso: El régimen impositivo de la Argentina es regresivo y distorsivo. Se debe sacar los impuestos a las actividades económicas, porque allí se da la generación de empleos.

Correa: La reforma tributaria que proponen partidos que gobiernan tiene el propósito de satisfacer las necesidades de un puñado de podersos, no de los trabajadores. Esta reforma debe empezar por sacar el IVA de la canasta básica, se debe bajar el precios de los alimentos que consumen trabajadores .

Comentarios