Vía libre a la extradición del tucumano acusado de asesinar a un puertorriqueño en España - LA GACETA Tucumán

Vía libre a la extradición del tucumano acusado de asesinar a un puertorriqueño en España

Resolución del juez Federal, Fernando Poviña.

28 Oct 2021 Por Luis Duarte
3

SOSPECHOSO. Detención de Ovejero en la dependencia de la División Antidrogas de la Policía Federal.

La Justicia Federal dio vía libre a la extradición a España de Julián Ovejero, el tucumano acusado de asesinar a un joven portorriqueño de unas 40 puñaladas en 2018.

El juez Fernando Poviña declaró hoy “procedente” el pedido formal del Juzgado de Instrucción Nº 33 de Madrid para concretar la entrega del imputado, en el marco de la causa por el homicidio de Najuzaith Zahell Díaz, de 35 años.  A la vez, el magistrado dejó establecido que Ovejero, de 27 años, había solicitado no ser extraditado y ser juzgado en Argentina bajo la legislación nacional. Ahora, el Poder Ejecutivo Nacional (PEN) debe tratar este planteo.

Durante la jornada, Poviña notificó la resolución a las partes, tanto al defensor Dardo Ovejero como a la Fiscalía Federal N° 1, a cargo de Carlos Brito. También al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto nacional para que comunicara “a la autoridad diplomática correspondiente del Reino de España”. La demanda de extradición había llegado desde el país ibérico al despacho del juez, ubicado en el edificio de calle Las Piedras al 400 de la capital provincial, a través de Cancillería. El pedido formal por parte del Juzgado de Instrucción Nº 33 se sustentaba “en el Tratado de Extradición y Asistencia Judicial en Materia Penal entre el Reino de España y la República Argentina”, de acuerdo al fallo.

La audiencia judicial

Sobre el tucumano pesaba un pedido de captura internacional, encargado a la Interpol, debido a que era mencionado en la investigación por el crimen ocurrido entre el 22 y el 23 de febrero de 2018 en el barrio madrileño Carabanchel.

Así, y después de casi cuatro años de búsqueda, Ovejero fue detenido en el barrio Juan XXIII, conocido también como “La Bombilla”. Tras la captura, el joven permaneció bajo arresto preventivo y se inició el proceso de extradición internacional. Con ello, el lunes pasdo se realizó la audiencia de debate donde participaron las partes, con el fin de concluir el trámite oficial, no así la acusación por el homicidio. Entre otros, estuvieron el fiscal Brito, Ovejero y su defensor y una representante del Departamento de Asistencia Jurídica Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

En ese encuentro, el fiscal Federal sostuvo el procedimiento judicial y las pruebas al afirmar que se cumplían “las condiciones para el otorgamiento de la extradición”. Otro representante del Ministerio Público Fiscal (MPF) sumó a eso que “no existían elementos” que comprobaran “trato cruel, inhumano, degradante o imposición de tortura” contra el detenido, lo que hubiese llevado a rechazar el “pedido extraditorio”.

El detenido, a su turno, manifestó que no quería ser extraditado a España, ya que “deseaba seguir viviendo en el país, donde se encuentra asentada toda su familia”. Por ello, pidió que el juicio se realice en el territorio nacional. El abogado Ovejero requirió que la extradición sea denegad, al argumentar que "no se garantizaba la realización de un juicio justo en territorio español".  

Tribunales Federales de Tucumán ARCHIVO LA GACETA

La captura

Ovejero permaneció desde el 2 de septiembre en la sede de la División Antidrogas de la Policía Federal (PFA). Allí pasó los días “sin sobresaltos”, como describieron fuentes cercanas al proceso judicial. La madre, quien reside en el barrio Juan XXIII, y el abogado fueron las personas que visitaron y llevaron comida al joven. El sospechoso había sido detenido por los agentes de la fuerza federal en la calle Paraguay al 1.500, cuando  salía de la vivienda materna, algo que no hacía seguido en su estadía.

Los investigadores siguieron los rastros del tucumano durante un mes y medio, entre Buenos Aires y la provincia. Antes, el muchacho había circulado por Bolivia, tras su salida de Europa.

Ovejero no tenía cuentas bancarias ni accedió a programas sociales estatales o a algún trabajo formal en los últimos años. Su nombre no figuraba en ningún registro oficial. De todas formas, de acuerdo a datos de la pesquisa, los federales lograron ubicar al fugado por la relación que mantenía con otro joven y por que habría ofrecido servicios sexuales como “taxiboy”, entre otras alternativas de ingresos económicos.

Najuzaith Zahell Díaz. FOTO TOMADA DE Abc.es

El homicidio

La prensa española nombró al autor del crimen de Najuzaith Zahell Díaz como “el asesino de Grindr”, por la aplicación de citas gay conocida a nivel mundial. Justamente, la víctima había conocido a su homicida mediante la red social. Esa persona terminaría yendo a su casa en el barrio madrileño Carabanchel, el jueves 22 de febrero.

El cuerpo de Najuzaith Zahell Díaz o Juan Manuel Díaz Santos -había cambiado su nombre- fue hallado el 24 de febrero con alrededor de 40 puñaladas. Había llegado a la capital española hacia 10 años, procedente de Puerto Rico. Estudió allí ingeniería informática en la Universidad de Mayagüez.

“El criminal, encubierto bajo el perfil de la red social, llamó a la puerta y subió a la casa del joven. Allí, no se sabe en qué momento, desató toda su violencia sobre aquel joven al que había contactado por la aplicación de citas. Lo mató a puñaladas”, publicó entonces el portal de noticias Elespañol.com.

Luego, los pesquisas pudieron ubicar al posible asesino con la cuenta de la red social; además, identificaron un ADN y analizaron las cámaras de seguridad de la zona residencial. Así, se llegó a emitir la “circular roja” para la captura de Julián Ovejero.

Comentarios