Robo agravado y amenazas: “‘No me va a temblar la pera para asaltarte de nuevo’” - LA GACETA Tucumán

Robo agravado y amenazas: “‘No me va a temblar la pera para asaltarte de nuevo’”

Un joven va a juicio por un violento asalto.

15 Sep 2021 Más visto Por Santiago Re
1

RECHAZÓ BUSCAR UN ACUERDO. El acusado, Mauricio Sebastián Cuello, descartó una salida alternativa.

Un joven irá a juicio oral acusado de haber protagonizado un violento asalto en contra una pareja frente a la plaza que se ubica en pasaje Andrés Chazarreta 1.900, en el barrio Los Andes de la capital. Al comienzo de esta última audiencia previa al juicio, se rechazó la posibilidad de arribar a una solución alternativa.

Ataque y disparos

Según la acusación formulada por el fiscal Pedro León Gallo, el titular de la Unidad especializada en Robos y Hurtos II, el pasado 21 de noviembre Luciano Migolla y su novia, Sabina Ibarra, fueron a reparar un teléfono celular a una casa de electrónica ubicada en ese sector de la ciudad. Tras dejarle el aparato al técnico, la pareja volvía caminando cuando dos motochorros los interceptaron al frente de una plaza.

Mauricio Sebastián Cuello sería el joven que se acercó a Migolla y le desenfundó un arma. “¡Dame el celular y la billetera!”, exigió el agresor, mientras un cómplice, que hasta el momento no fue individualizado, lo esperaba a bordo del rodado para agilizar el escape. La víctima se negó y recibió un disparo en la pierna.

Tras la primera agresión, el delincuente le exigió sus pertenencias a la novia, mientras no dejaba de apuntarle con el arma a su pareja. Atemorizada, la joven le dio su celular.

Migolla, aprovechando un descuido del asaltante, se abalanzó sobre él para intentar reducirlo, pero no pudo. El agresor le disparó nuevamente en una pierna a la víctima y luego huyó.

La pareja del herido regresó a la casa de electrónica para pedir ayuda, y Migolla fue llevado al CAPS San Rafael, ubicado en la esquina de Emilio Castelar y Sargento Cabral, donde le realizaron curaciones.

Amenazas

Días después, según la acusación, en circunstancias en las que Migolla caminaba por avenida Estado de Israel se topó con Cuello y con otro sujeto cerca de la esquina con calle Rapelli, en Villa Muñecas. “El agresor, que vestía una camiseta de Atlético y un pantalón deportivo, reconoció al joven que se había resistido a su ataque y le gritó: ‘¡mirá que no me va a temblar la pera para asaltarte de nuevo y dispararte donde sea!’. Simultáneamente le habría exhibido un arma de fuego”, señaló Gallo en la audiencia de ayer.

Migolla hizo caso omiso al amedrentamiento y siguió su camino. Se dirigió a la seccional 14° y denunció el hecho. Minutos después, efectivos de esa comisaría localizaron y detuvieron al sospechoso en la misma esquina y vistiendo las prendas mencionadas.

Sin acuerdos

El juez Alejandro Tomas abrió la audiencia explicándole al imputado que para el Ministerio Público ya había concluido la etapa investigativa y que de tal manera, el magistrado debía resolver la elevación a juicio, por lo que era su última oportunidad para intentar llegar a una solución alternativa con la parte acusadora, como lo prevé el nuevo código. La defensora oficial, Nicole Cortez Zamar, pidió unos minutos para hablar con Cuello y ver si el acusado consideraba esa opción. Al poco tiempo la abogada regresó y confirmó que no habría acuerdo con la Fiscalía.

De esa manera, luego de la presentación de las pruebas, entre las cuales hay una rueda de reconocimiento, Tomas dio lugar al pedido de Gallo y ordenó la apertura de juicio. El fiscal adelantó que la pena podría ser de hasta 13 años si un tribunal encuentra culpable al sospechoso.

Comentarios