El crimen de la enfermera: “No queremos que siga en la calle haciendo daño” - LA GACETA Tucumán

El crimen de la enfermera: “No queremos que siga en la calle haciendo daño”

02 Ago 2021
1

“Decidimos aceptar el juicio abreviado por una sola razón: no queríamos que esta persona (Walter “El Chino” Regudero) siga en la calle haciendo daño”, aseguró Juan López Mansilla, el hijo de la enfermera Luisa Mansilla que fue asesinada el 8 de febrero.

- ¿Por qué terminaron aceptando el acuerdo del juicio abreviado?

- La verdad, con tantas cosas que pasan, más las que uno escucha que suceden, pienso que si no aceptábamos el acuerdo, el proceso hubiera sido mucho más largo. Un juicio así evita que toda esta angustia y sufrimiento se termine la más rápido posible. Es una manera que tenga un fin, por más que el dolor dure para siempre.

- ¿Qué opina de la pena que le pueden dar?

- Le den el tiempo que le den, no voy a quedar conforme. Nadie me devolverá a mi mamá y todo lo que ella significaba para la familia. Pero al menos hemos logrado dar un paso.

- ¿Cuál fue ese paso?

- Pensando en el resto de la sociedad, lograremos que esta persona termine en la cárcel, de donde nunca debería haber salido. Ya lo habían detenido varias veces, pero siempre salía. Después le dieron una probation que no cumplió y a los dos meses terminó matando a mi mamá. Hay que entender que esta gente no se readapta, no cambia más.

- ¿Está conforme con la rapidez que la Justicia resolvió el caso?

- Totalmente. Porque esta persona hace rato que debería haber estado en prisión, no suelto.

- ¿Su abogado les explicó la conveniencia de llegar a este acuerdo?

- Sí. Me dijo que podríamos haber peleado por una condena de 35, pero nada ni nadie nos aseguraba que recibido esa pena. Me contó el caso de Braian Sarmiento al que lo sentenciando a 15 años de prisión. Es una aberración lo de ese caso. Una persona que sale a robar con un arma, no tendrá problemas en matar. Eso hizo y le dieron una pena benévola para lo que hizo. Por lo menos en nuestro caso, el asesino estará los 23 años tras las rejas, no saldrá. Pero falta todavía.

- ¿Qué es lo que falta?

- Que lo lleven a la cárcel. No puede ser que siga estando alojado en una comisaría. Hace siete meses fue lo de mi mamá y el continúa en una dependencia policial. ¿Qué tiene que pasar? Que se escape para que no lo atrapen más. No creo el verso ese de que no hay lugar en el penal de Villa Urquiza. Hay otras cuestiones de fondo.

- ¿Qué tipo de cuestiones?

- Existen leyes que terminan beneficiando a todos los delincuentes. Él tuvo hasta dos abogados para que lo defendieran en un primer momento. Mientras veía eso, andaba pidiendo prestado plata para poder enterrar a mi madre. Por suerte, en medio de tanta desgracia lo encontré al doctor (Álvaro) Zelarayán que estuve presente en todo momento, asesorándonos y, fundamentalmente, acompañándonos en este proceso.

Comentarios