El "Julio Cultural" se despide con un abanico de sonidos - LA GACETA Tucumán

El "Julio Cultural" se despide con un abanico de sonidos

Hoy, varios artistas ofrecerán sus shows en la vereda del Virla. A las 20, el auditorio será de Tangueando Altaneros.

31 Jul 2021 Por Alicia Liliana Fernández
1

RITMOS CALIENTES. La Banda del Río Salí garantiza la fiesta y el baile, esta vez con todos los protocolos.

La ansiedad por el reencuentro con el público, la alegría y el agradecimiento por haber sido convocados son las sensaciones comunes entre los artistas que hoy, desde las 11, subirán al escenario en la vereda del Centro Cultural Virla (25 de Mayo 265).

De esa manera el Julio Cultural Universitario empezará a cerrar su edición XXII, con una variada cartelera de música popular en shows gratuitos de la mañana a la noche.

Para empezar la calle 25 de Mayo se llenará de coplas, vidalas y el canto del joy joy, que traerá desde Amaicha Andrea Mamondes, acompañada por su caja y su bombo. 

Limpiar energías

“Se realizará la tradicional sahumada, ritual andino para limpiar las energías, en preparación de la Ofrenda a la Pachamama, que es mañana”, adelanta la coplera.

Luego sonarán zambas, chacareras y canciones propias de Emanuel Rodríguez, a quien acompañarán Jonathan Sánchez en violín, Mauricio Álvarez en percusión y la voz y guitarra del músico bellavicense. También de Bella Vista llegará luego Alejandro Albornoz con su grupo.

“Estoy muy contento dado el tiempo que llevamos sin poder realizar espectáculos en vivo por los problemas de público conocimiento, así que vamos con las mejores expectativas de formar parte de este convocante evento”, expresa Rodríguez.

A bailar

“Vamos a tocar temas propios con ritmos latinos, cumbia, guaracha, rumba y chamamé, para disfrutar y bailar”, adelanta Alejandro Nicolau, vocero de La Banda del Río Salí. El grupo, que desde hace años aporta la alegría en cada presentación, está integrado por Juan Martín Falcón en batería, Martín Chebaia en timbas, Maxi Palavecino en congas, Fede Falcón en el bajo, Noe Vilca en clarinete y trompeta, Gonzalo Eneas Rostán en saxo, Beto López en guitarra, clarinete y voz, Sergio Paz en accesorios y coros y Nicolau en acordeón y voz.

“Más allá de los avatares de la pandemia pudimos seguir conectados en la virtualidad”, expresa Nicolau, y resalta que esta vez el esperado reencuentro debe hacerse “respetando los protocolos, para tener una jornada especial con nuestra gente, cara a cara, porque tocar en vivo y con público siempre marca la diferencia”.

La Banda del Río Salí ya había participado en el Julio Cultural: “tenemos grandes expectativas de volver a tocar, y más en el cierre de este gran evento cultural. Sabemos que la puerta del Virla será muy especial y daremos todo para estar a la altura. Venimos ensayando mucho y esperamos disfrutar con la gente”.

A la noche

A las 20 la música volverá a sonar, ya en el interior del Virla, cuando suba al escenario del auditorio Tangueando Altaneros con su espectáculo “Íntimo”.

El grupo que lidera Carlos Podazza, con las voces de Ana Marcilla y María José Soldati, se presentará junto a Café Valdez en percusión y la violinista rusa Marianna Kazakova como invitados.

Ofrecerán tangos entrañables como “Cambalache”, “De la canilla” y “Yuyo verde”; candombes como “El larguero” y “A ver si te animás”; valses como “Rara” y “Bajo un cielo de estrellas”, más “Nosotros los artistas”, tema que le pertenece a Podazza.

“Volver a lo presencial nos genera una adrenalina que sólo se siente en contacto con el público”, dice, y destaca que el auditorio del centro cultural da la posibilidad de un diálogo permanente con los espectadores.

El grupo tanguero prepara próximas presentaciones conceptuales, con músicos y actores. “Pensamos sumar instrumentos de vientos y murgas, y ofrecer composiciones propias”, adelanta Podazza.

Para los espectáculos matutinos y nocturno la entrada es libre y gratuita, pero se solicita la donación de leche en polvo o líquida larga vida para colaborar con la campaña Universidad Solidaria.

Comentarios