Los Caro, en la mira por enriquecimiento ilícito - LA GACETA Tucumán

Los Caro, en la mira por enriquecimiento ilícito

Dos fiscales los investigan por robo y analizan si serán acusados por enriquecimiento ilícito. El defensor rechaza las sospechas.

13 Abr 2021 Por Gustavo Rodríguez

“Hay una evidente persecución en su contra”, señaló sin dudar Manuel Pedernera, defensor del denominado clan Caro. “Que hicieran más de 10 allanamientos sin razón alguna es una señal”, agregó el profesional que ya presentó un hábeas corpus en la Justicia a favor de Walter “Kuki”, Marcos “Batore”, Cristian “Bichi” y Francisco “Vikunga” Caro y sus respectivas parejas.

El fiscal Pedro Gallo había conseguido una orden de allanamiento para que se requisaran al menos 10 casas en el marco de una causa en la que se investiga una serie de escruches (se denomina así a los robos en viviendas) registrados en el Gran San Miguel de Tucumán. En la medida, según se informó oficialmente, se secuestraron numerosos bienes lujosos para investigar sus orígenes.

Dos días después, por pedido del fiscal Diego López Ávila, los policías volvieron a presentarse en la casa de otros miembros de la familia en el marco del expediente que se investiga el asalto a una oficina de San Martín a 600. Allí secuestraron más de $1,2 millón en efectivo.

Pedernera cuestionó ambas medidas. “No había elementos necesarios para que se realizaran los allanamientos. La casa de donde encontraron el dinero no era de mi defendido. Tampoco se secuestraron ninguno de los elementos que supuestamente fueron a buscar. Un termotanque no es prueba de nada”, explicó el profesional.

Pero en las últimas horas surgieron indicios para determinar el porqué de los resultados de las medidas fueron tan diferentes. Alguien habría filtrado la información de que los iban a visitar. “Los policías llegaron y los lugares donde supuestamente tenían para guardar dinero estaban vacíos”, dijo una fuente judicial.

Por esa experiencia, el operativo del sábado se realizó casi en secreto y los resultados obtenidos fueron más satisfactorios. Esta vez, según versiones dadas a conocer por allegados, no habrían compartido un asado con champagne para celebrar como lo habrían hecho el miércoles por la noche.

Contactos

Los audios de WhatsApp muchas veces se viralizan y una conversación que supuestamente era secreta, termina transformándose en un dolor de cabeza. Y esto es lo que ocurrió con los sospechados. Hay varios audios que circulan en la que los sospechados mantendrían conversaciones con un policía en actividad y otro en el que “Vicunga” mantiene una conversación con un detenido por robo. “No tenemos conocimiento de esos mensajes. Pero la pregunta que me hago: ¿son realmente ellos? ¿Está debidamente acreditado que son sus teléfonos?”, planteó Pedernera.

No es la primera vez que existen indicios de la connivencia entre policías y uno de los hermanos Caro. Hace dos años, el ministerio de Seguridad inició un sumario administrativo contra el personal de la comisaría de Villa Mariano Moreno porque habrían trasladado a “Kuki”, que se encontraba detenido allí, en un baile de la zona. “Intentaron hacer creer que lo habían trasladado a un centro asistencial porque tenía un problema de salud. Sin embargo, no presentaron ningún certificado médico, por lo que fueron sancionados”, indicó una fuente del área.

Lujos

Los pesquisas, al realizar los allanamientos, se dieron cuenta que los Caro tenían numerosos bienes lujosos. Pero lo más importante es la importante cantidad de vehículos de alta gama que utilizan para trasladarse. Otro detalle: en otra investigación, López Ávila explicó que una banda que cometía “escruches” en Yerba Buena lo hacía utilizando ese tipo de autos.

Actualmente el fiscal ordenó a su personal que analizaran los automóviles que fueron filmados en los hechos con los observados en los allanamientos que, según confirmaron fuentes judiciales, no tienen ningún tipo de impedimento legal para transitar.

“Esa es otra de las fantasías que aparecen en esta causa. Sí, son autos de alta gama, pero les recomiendo que se tenga en cuenta el modelo. Son autos de varios años de antigüedad”, explicó Pedernera.

Cuestionados

Hijos de un tal “Macho Blanco”, los sospechados tendrían antecedentes por delitos contra la propiedad. En el barrio Victoria, donde se criaron, reconocen que siempre se dedicaron a la venta ambulante, pero de un día para el otro tuvieron un importante crecimiento patrimonial. “Esos tipos tienen mucha plata. No tienen problemas en mostrarse en las redes sociales y en la calle los lujos que tienen”, explicó Juan, uno de los vecinos. “Se pasaron de ‘pillos’, a la gente del barrio le cae mal que muestren tanto. No tienen necesidad. Por eso la gente ya los empezó a mandar a perder”, agregó Francisco.

El fiscal López Ávila, al analizar los primeros indicios que va cosechando, no descarta iniciar una pesquisa por enriquecimiento ilícito. “No creo que tenga los elementos necesarios para hacerlo. No hay pruebas para que ello ocurra. Ellos son comerciantes que están debidamente inscriptos, no hay nada irregular”, insistió Pedernera. Hace menos de una semana, su anterior representante legal César Agustín Avellaneda, en una nota a “Los Primeros” había informado que eran inversionistas.

¿Están relacionados o son accionistas con la empresa El Faraón del Pollo?, se le consultó a Pedernera. “No, no tienen nada que ver. Hay que ser claros. No hay nada en contra ellos. Y si hubiera, lo cual descarto de plano, se debería definir si la justicia ordinaria tiene competencia”, comentó Pedernera que cuenta con la colaboración de Lucas Ramón.

En las redes

En las redes sociales, un tal Pedro Alfonso, perfil que correspondería a “Bichi”, posteó entre otras cosas su gusto por las bebidas costosas (champagne cuya botella tiene valor de más de $1.000), vodka importado acompañado por bebidas energizantes, los asados que compartía en la vereda de su casa y varios mensajes subidos de tono para todos aquellos que, según creía, le tenían envidia.

En agosto también publicó un video donde en dos camionetas reparten golosinas a los niños de un barrio. “Feliz Día del Niño para todos los chicos que tengan un hermoso día. No es mucho, ni poco, pero salió del corazón”, se puede leer.

El 24 de diciembre, en otro posteo, publicó: “En esta Navidad no queremos que falte el pan en tu mesa, ni que a ningún niño le falte su juguete. No es mucho, pero sale de corazón. Esto no es política, ni nada. Les desean una feliz navidad los HERMANOS CARO”. Esa frase está acompañada por imágenes de todos los alimentos y elementos. En una cartulina verde se puede leer la participación en esta movida de “El Faraón del Pollo”. “No estaba al tanto de toda esta situación, pero no puedo afirmar que el autor de esa publicación sea de unos de mis defendidos”, concluyó Pedernera.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios