Cartas de lectores: pandemias en la edad antigua - LA GACETA Tucumán

Cartas de lectores: pandemias en la edad antigua

08 Abr 2021
1

Da la impresión que a lo largo de la historia de la humanidad algunos fenómenos se repiten. Efectivamente es así pero no son similares. Responden a distintas características según la época histórica abordada. Una de sus principales civilizaciones, Roma, lo padeció. Con su particular modo de producción, el predominio de esclavitud y el comercio sobre otras formas sociales como la pequeña propiedad va a representar el cenit de lo mas avanzado que hubo en la Edad Antigua. Roma, que va a desarrollar un poderoso imperio junto una cultura nunca vista (la filosofía, la historia, etc), fue víctima de una extraña enfermedad. Sarpullidos negros que inundaban los cuerpos de la cabeza a los pies. Creían que aquella enfermedad era un castigo de los dioses. Para Galeno, en cambio, un médico cirujano y filósofo griego de Pérgamo se trató de la gran plaga o peste antonina. La primera pandemia de la historia humana causada probablemente por la viruela. Se propagó por todo el territorio del Imperio Romano en el año 165, donde murieron siete millones de personas. Un patógeno desconocido arrasó los territorios dominados por Roma. ¿Las razones o causas? Roma para construir su enorme imperio desarrolló enormes obras de ingeniería civil, baños, alcantarillas, sistemas de agua corriente, pero no alcanzaron estos enormes avances para mejorar las condiciones de vida. Solo aplacaron los efectos temidos de la eliminación de residuos. En la ciudad Roma, solamente, habitaban un millón de personas. La pobreza y las condiciones de insalubridad predominaban: la gente apenas se lavaba las manos y no se podía impedir la contaminación de alimentos, infectados por ratas y moscas. La naturaleza, al final de cuentas, con el Imperio Romano se tomó venganza. El desarrollo del Imperio Romano tuvo un límite. Su forma social predominante, basado en la esclavitud y en una creciente hostilidad al trabajo manual e intelectual, produjo la paralisis de la tecnica sin permitir ningun impulso para introducir mejoras que ahorraran trabajo, ni mucho menos la elaboración y la inventiva para buscar remedios a la viruela.

Pedro Pablo Verasaluse

[email protected]

Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios