Fútbol: claros, grises y oscuros - LA GACETA Tucumán

Fútbol: claros, grises y oscuros

En la esfera profesional, el show seguirá pese a todo; en la amateur, hay nubes de suspensión.

08 Abr 2021
2

POR CAMINOS SEPARADOS. El fútbol amateur, camino a la suspensión; el profesional seguirá a pesar de todo. LA GACETA / FOTOS DE DIEGO ÁRAOZ

Si por algo a muchos se les hizo eterna la etapa más estricta de la cuarentena en 2020 no fue tanto por verse restringidos de circular o realizar actividades fuera de su casa, sino por la falta de fútbol. En un país tan apasionado por este deporte, que le sirve no sólo para entretenerse sino para canalizar frustraciones y otras penurias, los más de 200 días de parate absoluto fueron para buena parte de la población un vía crucis que parecía no tener fin. Afortunadamente, lo tuvo. El problema es que la situación epidemiológica ha recrudecido desde entonces, pese al lento pero consistente avance de la vacunación, y otra vez se hace necesario evaluar si las condiciones realmente están dadas para seguir en un marco de seguridad (al menos, en uno tolerable) o si ya es tiempo de parar la pelota otra vez a la espera de que amaine el temporal.

A nivel AFA, esa disyuntiva tuvo pronta respuesta: aunque el número de contagiados se haya disparado (ya son más de 120 los casos positivos registrados sólo en la Liga Profesional), el fútbol no va a volver a parar. ¿Por qué? Sencillamente, porque no se puede. El abarrotamiento del calendario y la presión de los sponsors (que no tienen la más mínima intención de volver a eso de desembolsar sin contraprestación) no lo permiten.

El mensaje es que el show debe continuar, aún cuando ello implique poner en riesgo a los protagonistas y la calidad del mentado “producto” se resienta al tener algunos clubes que presentarse con suplentes o terceras opciones.

A tal punto es así que, por el partido entre Atlético y River, el gobierno bonaerense decidió suspender los turnos de vacunación de ayer en el Estadio Único de la Plata. La decisión se revirtió horas más tarde ante el malestar general que provocó, pero sirvió como botón de muestra de hasta qué punto la continuidad del fútbol espectáculo es prioridad.

El anuncio por parte de la AFA de un mayor énfasis en el control de que se cumplan efectivamente los protocolos encerró al mismo tiempo un reconocimiento tácito de que hasta acá no se venía controlando con la rigurosidad que se prometió al solicitar el visto bueno del Ministerio de Salud de la Nación. “Si bien el protocolo es esencialmente el mismo que fue aprobado con la vuelta del fútbol, también presenta algunos puntos novedosos. Uno de ellos es el de los testeos sorpresivos a los planteles para corroborar que efectivamente no presenten nuevos contagios. “Va a ser aleatorio, sorpresivo. Estamos determinando de qué manera lo vamos a implementar pero seguramente sean en distintos lugares de entrenamientos o en los mismos partidos, abarcando todos los de la fecha”, aseguró Alejandro Roncoroni, presidente de la Comisión Médica de la Liga Profesional. No obstante, lo más probable es que sea más para la foto y que la cincha vuelva a aflojarse con el paso del tiempo, como sucede en todos los ámbitos y niveles.

En la esfera del fútbol amateur no hay tantos factores externos de presión. Por eso, así como tardó mucho más en volver que el profesional, seguramente tarde mucho menos en volver totalmente al freezer. De hecho, ya desde hace una semana que la comuna de San José de La Cocha se convirtió en la primera de Tucumán en prohibir eventos sociales y deportivos por 15 días. Lules, Leales y Alberdi tomaron medidas similares en el transcurso de esta semana. “El problema no está en lo que sucede dentro del campo de juego, sino en los alrededores. No existe el cumplimiento (por parte del público) en cuanto al distanciamiento social mínimo, ni al uso obligatorio del barbijo; se observa un pleno relajamiento en las medidas de seguridad”, fundamentó Sebastián Salazar, intendente de Bella Vista, cabeza del departamento Leales.

Ahora, con las medidas anunciadas por el presidente Alberto Fernández, se estableció que a partir de mañana quedan suspendidas, entre otras cosas, las “competencias deportivas amateurs”. Se trata de un concepto demasiado amplio, que generó bastante confusión. Hay quienes piensan que el inciso se refiere solamente a las competencias informales, dejando a salvo las que se practican en el ámbito controlado de un club. Harán falta mayores precisiones por parte de las autoridades locales sobre el alcance de dicha medida en Tucumán.

Por ahora, lo cierto es que esa laxitud en el cumplimiento de las medidas previstas en los protocolos, con gente apiñada en espacios reducidos, se puede ver en muchas canchas, y no sólo en las de fútbol. Difícilmente pueda frenarse la suba de contagios si la práctica deportiva continúa sin un control efectivo en las puertas de ingreso a los clubes.

En cuanto a la prohibición de la práctica de deportes bajo techo que involucren a más de 10 personas, se trata de un primer llamado de atención a las canchas de fútbol cinco. Es probable que si la relajación en el cumplimiento de las normas se mantiene, esto sea sólo el principio de un retroceso tan indeseado como necesario.

Comentarios