Softbol, en crecimiento: roban la base y la atención - LA GACETA Tucumán

Softbol, en crecimiento: roban la base y la atención

En la provincia, unas 450 personas practican un deporte que para muchos es desconocido.

08 Abr 2021
2

EQUIPO COMPLETO. El club Indios participó en Paraná en el torneo Nacional más importante del año. No pudo lograr el ascenso, pero a fin de mes tiene otra chance.

El sóftbol es un deporte que, año a año, suma seguidores en nuestra provincia. Apareció como una rama del béisbol y se convirtió en más que una alternativa. En varios países, hoy es un deporte de elite, con exigencias propias, incluyendo la destreza atlética, física y mental.

En Tucumán, actualmente hay seis clubes en actividad. Son alrededor de 450 jugadores los que están nucleados en la Asociación Tucumana de Sóftbol, en los siguientes equipos: CEF 18, Indios Sóftbol Club, Isótopos, Celtas, San Pablo y Facdef.

“El torneo más importante a nivel nacional se desarrolló en Paraná (Entre Ríos), el mes pasado y albergó 32 equipos. El campeonato se divide en cuatro zonas por nivel de juego: A, B, C y D. En ella rige un reglamento de ascensos y descensos según las clasificaciones”, precisó Adriano Zarlenga, referente de CEF 18, que en su última participación se ganó el ascenso a la categoría C. “Nosotros participamos con un equipo formado por jugadores jóvenes. Tuvimos un promedio de edad de 16 años y enfrentamos a jugadores de mucha experiencia. Con sacrificio logramos el objetivo”, puntualizó Zarlenga.

ARENGA FINAL. Los jugadores de CEF 18 lograron el ascenso en el torneo Nacional que jugaron en Paraná, el mes pasado.

Otro de los equipos que participó del Nacional de Paraná fue Indios, que ya empezó a tachar los días en el almanaque, pensando en una nueva cita nacional. “Nuestro próximo compromiso inmediato es el torneo Proyección, que se desarrollará desde el 30 de abril al 2 de mayo en Paraná y servirá de vidriera. Será una importante para los jugadores, ya que de ahí saldrán los convocados para el Mundial de juveniles 2023”, comentó Matías Lucotti, referente de Indios.

En Tucumán, todos los clubes cuentan con categorías Infantil mixto, Cadetes mixto, Juveniles masculino y femenino y Primera división masculino y femenino. También existe una categoría para los veteranos, en la que se juega slow pitch. “Eso es un lanzamiento lento, lo cual incrementa notablemente la cantidad de bateos por partido, con lo cual aumenta el nivel de exigencia, sobre todo a la defensa. Se transformó en un deporte modificado por su lanzamiento, que requiere una preparación atlética de mucha importancia”, detalló Zarlenga.

El sueño que tienen los integrantes de la ATS es que el deporte se convierta en una materia obligatoria para algún año de la etapa escolar, y trabajan para ello. “Sabemos que esa decisión depende del Ministerio de Educación, creemos que sería de gran ayuda para acelerar el proceso de difusión de nuestro deporte”, explicó Zarlenga.

“Culturalmente, el fútbol es una pasión nacional que nos envuelve a todos como argentinos. Pero debemos encontrar la manera para que otros deportes generen interés sobre los jóvenes”, dijo Lucotti.

Los tucumanos, con la Selección nacional, tienen una historia consolidada. El primer convocado fue Ricardo Alves. Años después, a él le siguieron Carlos Bellone y, en repetidas participaciones, fue el turno de Gerardo Andrés Guerrero, Diego Nicolaus, Juan Carlos Benzaquin, Eduardo Javier Chit, los propios Zarlenga y Lucotti, Nicolás Isa y Juan José Pepe. Mientras, por el lado femenino fueron citadas para vestir la camiseta albiceleste Lucía Krapovicas, Stefi Gómez, Sofía Bollea y Daniela Fanjul. (Producción periodística de Daniel Coronel)

Comentarios