Podcast: ¿qué es el hambre emocional y cómo controlarlo?

Las personas, en general, suelen canalizar los sentimientos con comida .

16 Nov 2020 Por Camila Carceller
1

AVANCES. La heladera que usa luz ultravioleta para purificar el agua.

Los sentimientos, las vivencias, lo que nos pasa durante el día y lo que nos puede pasar. Son muchos los factores externos a nuestro cuerpo que influyen en las decisiones que tomamos al alimentarnos a diario, sobre todo en este contexto de pandemia en el que las emociones están a flor de piel. Las personas, en general, suelen canalizar los sentimientos con comida y es por eso que en situaciones clave la alimentación se comienza a desbalancear.

Los especialistas en nutrición recomiendan tratar de controlar este hambre que suelen llamar “emocional”. Para eso es muy importante que conozcas tu cuerpo, lo escuches y analices qué es lo que te pide. ¿Cómo? Es sencillo pero, como todo, requiere práctica.

“Llamamos hambre emocional a cuando comemos pero sin sentir verdaderamente hambre. Comemos por aburrimiento, por ansiedad, por tristeza, nostalgia, y no por necesidad”, explica la nutricionista Priscila Aiachini.

La licenciada resalta que es posible controlar este tipo de alimentación, a la vez que es necesario, ya que provoca el aumento de ingesta de comida chatarra (lo más elegido para saciar este hambre) y, por consecuencia, incremento en el peso también.

Las señales más claras se dan una vez que terminás de comer y, por ejemplo, sentís que necesitás ingerir algo más: “ese es el ejemplo más claro. Si acabo de terminar de comer, ¿cómo me va a pedir comida mi cuerpo? Es claro en esos casos que algo más nos está pasando”.

Cuando abras la heladera para ver qué hay, detenete dos minutos y pensá: cuándo comiste por última vez y qué es lo que comiste. Si te alimentaste hace poco, no necesitás más comida y ¡ojo! Porque en algunas ocasiones uno se puede confundir el hambre con sed, así que probá tomando agua a ver si el “apetito” se calma.

La última recomendación de los especialistas tiene que ver con la periodicidad con la que te alimentes durante el día. Lo ideal es que lo hagas cada dos horas y que siempre tengas algo sano a mano. ¿Fuiste víctima del “hambre emocional”? Contanos.

Encontrá más audios informativos en nuestra sección Podcast.

 

Temas

Tucumán
Comentarios