“Se ataca más las consecuencias”

La visión de Adrián Ravier.

17 Sep 2020
1

Adrian Ravier

“El Gobierno nacional se vuelve a equivocar atacando más las consecuencias que las causas del problema”, advierte Adrián Ravier, doctor en Economía Aplicada. El problema se vincula con que dispone pocos dólares en las reservas del Banco Central y, ante la escasez, ha decidido administrarla con distintas medidas de restricción a la compra de divisas, expone. De esa manera, puntualiza el especialista en política monetaria, se termina complicando la vida a importadores, a futuros turistas y a todos aquellos que demanden divisas, una operatoria fundamental para cualquier sociedad moderna. “La realidad que se impone es el de un ataque al inversor internacional, evitando también acuerdos comerciales y buscando un modelo proteccionista de vivir de lo nuestro”, puntualiza. Ravier dice que este tipo de conductas no hace más que causar un escenario en el que no se tienen las divisas necesarias para mantener el nivel de importaciones o contar con una cantidad necesarias de reservas que el país pueda llegar a necesitar. “Así, acota, las medidas terminan siendo demasiados arbitrarias con un alto costo social”. Y fundamenta: “si el importador tiene inconvenientes para hacerse de dólares, no será aquel que trae juguetes o perfumes, sino el que requiere insumos para desarrollar sus proyectos de inversión y sus programas productivos”. A su criterio, sin esos elementos, se dificultan las operaciones de todas las empresas afectadas por las restricciones al dólar, lo que lleva a un mayor nivel de desempleo, en un escenario de crisis económica, que causará más pobreza.

Ravier explica que, más alla de los efectos que causará la pandemia de la covid-19 en la actividad económica argentina (se prevé para este año una caída del Producto Bruto Interno de entre un 12 y un 14%), “el Gobierno le agrega otras que son señales muy claras de van en contra del capital”. En esa orientación, sostiene que las empresas y las grandes cadenas se van de la Argentina hacia otros países que no solamente le garanticen un mejor trato, sino un sendero de recuperación para generar más puestos de trabajo y riqueza. “Si no se frena esto, a nosotros nos quedará más pobreza, más indigencia y más desempleo”, indica.

Comentarios