Por su destitución, Guyot pide un juicio político contra Leiva

El ex juez de Ejecución Penal es el primer magistrado en ser destituido desde que se creó el Jury en 2006. Más planteos.

17 Sep 2020 Por Juan Martín de Chazal
1

EN AUDIENCIA. Tras escuchar los alegatos el viernes (foto), los miembros del Jury debatieron en secreto el lunes y, finalmente, votaron ayer. prensa legislatura

Faltaban unos minutos para las 10 de la mañana cuando el Jurado de Enjuiciamiento resolvió destituir, por primera vez en sus 14 años de historia, a un juez de los Tribunales ordinarios. Por unanimidad, los miembros del órgano interpoderes hicieron lugar al pedido formulado por la comisión de Juicio Político de la Legislatura en julio y removieron al juez de Ejecución Penal de la Capital, Roberto Guyot. Una hora antes de que la votación aconteciera, la defensa del -ahora ex- magistrado solicitó un juicio político contra el presidente del Jury y vocal de la Corte Suprema de Justicia, Daniel Leiva, por “faltas de decoro incompatibles con su cargo”, entre otras varias causales expuestas en el escrito.

El caso de Guyot se cruza, por momentos, con el reciente escándalo que protagonizan Leiva y el juez de Impugnación de la Capital, Enrique Pedicone. Ocurre que varios de los miembros del Jurado están involucrados, de un modo u otro, en aquella serie de denuncias cruzadas que ha sacudido las instituciones de Tucumán. De hecho, el pedido de juicio político presentado ayer por Víctor Hugo Taleb, el abogado de Guyot, en contra de Leiva menciona las situaciones que envuelven a este con Pedicone. El planteo ya es el quinto que debe analizar la comisión de Juicio Político, presidida por el oficialista Zacarías Khoder, en contra del integrante del alto tribunal local.

Una destitución histórica

Siete de los ocho miembros del Jury ratificaron las siete acusaciones que había recibido Guyot por parte de la comisión de Juicio Político. Tras las denuncias presentadas por la Corte Suprema y el abogado penalista Gustavo Morales, ese comité legislativo compuesto por 12 parlamentarios había accionado ante el Jurado en julio. Entre las causales, se destacaron las de “ignorancia inexcusable y negligencia en el ejercicio de sus funciones” por supuestas fallas relacionadas a presos.

La votación entre los presentes ayer fue unánime (Sara Alperovich se ausentó por “razones sanitarias) y ocurrió -relataron fuentes oficiales- del siguiente modo: Leiva, el presidente del Jury, le preguntó a cada uno de los miembros si consideraba que Guyot era culpable o no de los cargos que le fueron atribuidos. Fue caso por caso y por orden alfabético, y el vocal fue el último en emitir su voto.

Así, él y los legisladores Daniel Herrera, Dante Loza, Javier Morof (Bloque Justicialista de Todos) y Ricardo Bussi (Fuerza Republicana); el fiscal de Estado, Federico Nazur (por el Poder Ejecutivo); y el representante de la abogacía tucumana, Esteban Jerez (que además es defensor de Leiva en la causa con Pedicone), votaron a favor de destituir a Guyot.

El miércoles 23 se dará lectura a los fundamentos del veredicto escrito por el Jurado de Enjuiciamiento y, recién a partir de entonces, el Juzgado de Ejecución Penal de la Capital habrá quedado vacante de forma definitiva. Por la remoción, Guyot -que fue nombrado por el gobernador Juan Manzur en 2016- perderá su jubilación especial y podrá ser acusado ante la Justicia penal como un ciudadano común (perdió sus fueros). Es la primera vez que el Jury, creado tras la reforma constitucional de 2006, concluye un trámite de destitución formulado contra un juez.

“Esta batalla recién comienza”

Tras la resolución del Jurado, el abogado Morales manifestó su “satisfacción” por la culminación del proceso que ha promovido durante meses. “Las pruebas sobraban y eran más que contundentes. Creo que es un mensaje hacia la sociedad”, expresó alegre.

Un sentimiento opuesto invadió a Taleb y a Guyot. “Mi cliente está acongojado y más convencido que nunca de que esto es una persecución vergonzosa. Creo que están dadas las condiciones para una intervención a la Justicia tucumana”, opinó el defensor del acusado en diálogo con LA GACETA.

Taleb especificó que ahora seguirá tres estrategias, que incluyen la judicialización del caso. La primera es el pedido de juicio contra Leiva. “Las causales están aumentadas respecto de las demás solicitudes; espero que no lo declaren inadmisible de entrada. El vocal mantuvo una absoluta inconducta durante el proceso contra Guyot”, argumentó.

“Estoy ampliando los fundamentos definitivos frente a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y las Naciones Unidas -siguió el abogado-. Una vez que el 23 esté el veredicto, presentaré un amparo constitucional en la Corte con reserva de per saltum hacia la Nación. Esta batalla recién comienza”.

Comentarios