Cómo es el proyecto para modificar el IVA de la leche que aviva la grieta

Mientras en el Gobierno sostienen que la medida reducirá la alícuota del 21% al 10,5%, en la oposición denuncian que consiste en un aumento directo. Un tecnicismo, la clave de la controversia.

29 Jul 2020 Por Juan Martín de Chazal
1

EN LAS GÓNDOLAS. Las leches que se compran en supermercados poseen aditivos, según los especialistas.

La polémica se instaló a tal punto que el tema fue tendencia en las redes sociales el lunes y ayer. A su vez, los cruces políticos estuvieron a la orden del día y se generó una nueva confrontación entre oficialistas y opositores. ¿La cuestión? El proyecto que el Gobierno nacional envió al Congreso para ampliar el presupuesto 2020 y que, entre otros puntos, busca unificar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) de todas las leches en 10,5%. La controversia surgió porque la medida alcanzaría tanto a aquellas cuya alícuota hoy es 21% (se reduciría) como a las que mantienen ese valor en 0% (subiría).

Una palabra resulta clave para comprender la situación en torno a este producto de primera necesidad: aditivos. El texto elaborado por la administración de Alberto Fernández -cuya aprobación depende del Parlamento- elimina en su artículo 18 la exención del IVA (dispuesta por ley en 1997) de “la leche fluida o en polvo, entera o descremada sin aditivos”. Luego, al igual que la carne y el trigo, dispone su gravamen en 10,5%.

Ahora bien, en el Gobierno sostienen que gran parte de las leches que los argentinos adquieren en los comercios no se encuadran dentro de ese esquema. “La sin aditivos es la que está exenta al consumidor. Es un tecnicismo. Hoy no existe leche con IVA cero. La gran mayoría paga el 21%, con lo cual pasar al 10,5% es unificar tributariamente y bajarle el IVA a la leche que mayormente consumimos, que es con aditivos”, declaró ayer en Radio 10 Paula Español, secretaria de Comercio Interior.

La confusión es aún mayor si se considera que en agosto del año pasado la gestión de Mauricio Macri decretó la eliminación del IVA en 14 alimentos de la canasta básica -entre ellos la leche- hasta fines de 2019. Cuando comenzó el año, ya durante el Gobierno de Fernández, la medida dejó de surtir efecto. La excepción fue, otra vez, la leche fluida. “No se redujo el precio y hoy la mayoría de las leches pagan el 21%”, insistió Español.

LA GACETA pudo constatar con especialistas y en supermercados que la afirmación es tal. Sin embargo, no se aplica en todos los casos. “La leche sin aditivos casi no está en el mercado. Sí hay unas pocas empresas que la comercializan fluida, fresca, pasteurizada y ensachetada, por lo que no tendría el IVA en estos momentos. En Tucumán, por ejemplo, hay en Trancas”, explicó Mariana Marcilla, ingeniera zootecnista. “Esa es leche sin ningún otro proceso más que la pasteurización”, especificó.

Entre los numerosos aditivos de la leche que menciona el Código Alimentario Argentino, se encuentran saborizantes, aromatizantes, emulsionantes y conservantes. “Cuando leemos en los rótulos que tienen más vitaminas, proteínas y calcio también hablamos de aditivos”, agregó la especialista en lácteos en diálogo con este diario.

Según un informe que elaboró la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) en febrero, el precio de la leche al consumidor final está compuesta en un 26,8% por impuestos, incluido el IVA. En esa asociación también sostuvieron ayer que “sería un error” interpretar el proyecto del Gobierno como un aumento de la alícuota. “El decreto que reglamentó la ley del IVA en 1998 hace referencia a la leche pasteurizada. Ahora consumimos ultrapasteurizada y, por ese tecnicismo, desde hace más de una década que la leche paga el 21%”, precisó David Miazzo, economista de esa asociación, al diario La Nación.


La reacción opositora

En Juntos por el Cambio anunciaron que no apoyarán la iniciativa que ingresará en la Cámara de Diputados. “La leche es un producto de consumo básico y es fundamental que siga exenta del IVA. Hay que terminar con la doble moral kirchnerista”, denunció el diputado radical José Cano. Además, advirtió que la medida impactará de forma directa en el precio final. Desde el mismo espacio político, Luis Pastori, miembro de la Comisión de Presupuesto, expresó: “le pedimos al Gobierno que revea su proyecto, la recaudación de impuestos no puede ser de cualquier manera y menos afectando los consumos populares básicos”. Los partidos de izquierda se sumaron a las quejas.

“Todo lo contrario, estamos bajando el IVA. No hay razones para que el precio de la leche suba”, replicó Español tras las críticas. De hecho, en la Casa Rosada insisten en que el proyecto procura “corregir el desorden que generó la quita del IVA por decreto durante el macrismo”.

Temas

Coronavirus
Comentarios